La nueva gama de codificadores híbridos transforma las señales analógicas a IP, permitiendo a los clientes pasar de lo analógico a IP sin tener que sustituir su infraestructura de seguridad existente.

sony_sntSony Professional ha lanzado una nueva serie de codificadores destinados al sector de videovigilancia capaces de convertir señales analógicas a IP, permitiendo a los clientes pasar de lo analógico a IP sin tener que sustituir su infraestructura de seguridad existente. Los nuevos codificadores de vídeo en red van desde el modelo básico de un canal SNT-EX101 al modelo de 12 láminas, 48 canales y montaje en rack SNT-RS3U.

La gama completa de codificadores puede transmitir imágenes de forma dual a partir de 30 cuadros por segundo hasta una resolución completa D1 en configuraciones JPEG/H.264, JPEG/MPEG4 o MPEG4/H.264. Esto hace posible una integración mucho más sencilla al migrar del sistema de cámara analógico existente a un sistema basado en IP, eliminando así la necesidad de reemplazar la infraestructura de seguridad existente.

Además, el uso de una interfaz compatible con vídeo en red (ONVIF) hace posible la integración y la compatibilidad con otros productos de vídeo en red, independientemente del fabricante de los mismos. Además, se potencian las posibilidades de integración por lo que Sony espera que esto revierta en la transición de formatos analógicos a IP dentro de un mercado que sigue siendo analógico en un 70%.

Los nuevos codificadores incorporan significativas prestaciones avanzadas. La detección inteligente de movimiento, la capacidad de detectar la pérdida de vídeo y la compatibilidad con cámaras PTZ mejorarán la gestión de los entornos de aplicación más exigentes, desde centros escolares, transportes, fábricas, centros de salud, hasta zonas públicas y aeropuertos.

Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.


Otros artículos sobre
Por • 13 may, 2009
• Sección: CCTV/Videoconf.