DR Konserthuset, el más moderno auditorio de Dinamarca, propiedad de la radiotelevisión danesa DR, y uno de los más caros del mundo, está equipado con sistemas de mezclas digitales de Yamaha.

DR Konserthun

El nuevo DR Konserthuset, propiedad de la difusora estatal danesa DR y cuya construcción ha supuesto más de 300 millones de dólares, es uno de los auditorios musicales más caros jamás construidos. Esta moderna instalación, que cuenta con cuatro salas de conciertos y que es sede de la Orquesta Sinfónica Nacional de Dinamarca, ha sido construida con arreglo a las más avanzadas especificaciones técnicas y acústicas.

Uno de los requisitos más importantes para su construcción fue que posibilitase la realización de una amplia variedad de producciones. Y, al mismo tiempo, solucionar uno de los problemas más complejos en estos entornos: amplificar la música clásica y operística de tal manera que el público sienta que lo que está escuchando es puramente acústico. Un problema que, gracias a los sistemas de mezclas digitales de Yamaha instalados en dos de sus principales espacios, ha sido resuelto con todo éxito.

Dos estudios

Los dos espacios en cuestión son el Estudio 1 y el Estudio 2, con capacidad para un máximo de 1.800 y 500 espectadores, respectivamente. En ambos se han instalado unidades Yamaha DME: una DME64N en el Estudio 1 y una DME24N en el Estudio 2.

Los DME son, literalmente, el eje central del sistema de refuerzo de sonido de cada sala, y se utilizan para gestionar íntegramente el sistema de audio para adaptarlo de manera óptima a los diferentes tipos de interpretaciones. Entre sus funciones se incluyen posibilitar la perfecta integración digital con las consolas de mezcla digitales de DR, interconectándolas con pequeñas consolas analógicas y gestionando sistemas auxiliares como el de monitorización Aviom, los anuncios de voz,…

La infraestructura técnica del proyecto fue diseñada por Løkken Productions, con la participación como consultores de los especialistas en sistema de audio Moto Audio Sales, de Hvidore.

Yamaha DME64N

Yamaha DME64N

“Optamos por los DME debido a su inherente flexibilidad”, ha señalado Henrik Bonné, Gerente de Ventas Técnicas de Moto Audio Sales. “Originalmente se especificaron dos DME24N en ambas salas, pero cuando el cliente conoció a fondo las posibilidades del sistema, optó por un DME64N para el Estudio 1, de mayores dimensiones, ya que permitía satisfacer todas sus necesidades”, ha añadido.

El control del sistema de sonido de cada sala se configura a dos niveles. Uno para el uso cotidiano, facilitado por un panel de control Yamaha CP4SF en cada estancia. Estos equipos permiten el control instantáneo de los dos canales de micrófonos inalámbricos para anuncios, dos canales adicionales para micrófonos cableados y una entrada de línea estéreo para mezcladores pequeños, entradas de pinchadiscos, iPods, ordenadores personales, … Esto posibilita que el uso básico del sistema sea controlado por cualquier integrante del personal sin conocimientos técnicos.

El segundo nivel de control es más avanzado. Se utiliza un PC en el que se ejecuta el software Yamaha DME Manager en dos niveles de seguridad: uno que permite la recuperación de estados predeterminados y otro que posibilita un control más exhaustivo de la ecualización, los niveles, los retardos y muchas otras funciones.

Henrik ha destacado que “los DME son resistentes para el uso diario. Son absolutamente fiables y su flexibilidad ha conferido al Estudio 1 y al Estudio 2 un nivel de adaptabilidad que hubiese resultado muy difícil conseguir con otros productos”.



Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.


Otros artículos sobre ,
Por • 9 oct, 2009
• Sección: Audio