Apenas unos meses después de producirse el apagón analógico, el 4º Encuentro ‘Nuevos desafíos en televisión digital’, organizado por la Academia de Televisión y la UIMP, reúne este jueves y viernes en Madrid a destacados profesionales para debatir sobre cuestiones claves para el sector como la alta definición, los modelos híbridos de televisión HbbTv o el dividendo digital. Sobre esta espinosa cuestión, los participantes se han mostrado convencidos de la necesidad de contar con más espectro para desarrollar nuevos servicios que garanticen que la TDT continúe siendo una plataforma competitiva.

La implantación de la TDT no ha finalizado con el cierre de las emisiones analógicas. A partir de ese momento se abren nuevos retos como la alta definición, los modelos híbridos de televisión HbbTv y la espinosa cuestión del dividendo digital. Estos Cuartos Encuentros que se celebran en Madrid los días 17 y 18 de junio, organizados por la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión y la Universidad Menéndez Pelayo, en colaboración con Abertis Telecom e Impulsa TDT, tienen como objetivo dar a conocer iniciativas y experiencias, intercambiar ideas y marcar posiciones sobre los retos que se deberán afrontar a partir de ahora.

El presidente de la Academia, Manuel Campo Vidal, ha abierto este Encuentro recordando que si el encuentro de Lleida, celebrado un año antes del apagón, sirvió para encuadrar la situación en un momento de cierto excepticismo ante el apagón, espera que el que se inaugura hoy ponga las bases para una “transición tecnológica no ha acabado”. Campo Vidal ha querido destacar también que “ha sido un error la disolución de Impulsa TDT en vista de que ha generado un rendimiento extraordinario, prestando un servicio enorme a este país. Ahora, con los nuevos retos a los que se enfrenta el sector en esta segunda transición, sería necesario que Impulsa TDT continuara con su labor”. En esta línea, ha ofrecido formalmente, hasta que llegue una nueva Impulsa TDT, el apoyo de la Academia para mantener vivo en el seno de la institución un debate que es imprescindible para el futuro”.

Por su parte, Pere Vila, director de planificación e innovación tecnológica de RTVE y coordinador de este Encuentro, ha repasado los principales contenidos de estos encuentros, echando en falta cuestiones como el DVB-T2 y la alta definición en red, cuyo debate quedará emplazado a próximas citas. Eladio Gutiérrez, como ex-presidente de Impulsa TDT y también coordinador de este foro ha agradecido las palabras del presidente de la Academia compartiendo su visión sobre la necesidad de que “bien desde Impulsa TDT, u otra fórmula de debate, la industria continúe poniendo en común los nuevos retos de la televisión”.

El papel de la Administración

Para España, la cuestión del dividendo digital irrumpió en cierto modo en plena transición digital con cierta sorpresa el año pasado al recomendar la Unión Europea el abandono de las frecuencias entre los canales 61 y 69.

Eladio Gutiérrez ha comentado que ante esta nueva situación “nos encontramos con una segunda transición que ofrece unas dificultades a priori muy importantes”.

Desde el punto de vista de la Administración, Ricardo Alvariño, subdirector general de infraestructuras y normativas, ha destacado que el 3 de abril de 2010 se produjo un hito clave en la historia de la televisión en España al iniciar las emisiones a través de tecnología digital terrestre, que existían desde el año 1956. Alvariño ha remarcado que “España se ha anticipado en más de dos años a la fecha prevista por la Unión Europea y, con ello, a otros países de nuestro entorno. Este anticipación ha hecho posible que la industria española con actividad en materia de TDT se sitúe a la vanguardia europea, teniendo así oportunidades para exportar equipos y tecnología”.

España a diferencia de otros países tiene una gran ocupación de la banda de frecuencia de UHF por el gran número de canales múltiplex estatales, autonómicos y locales, y por la orografía que hace que se necesiten más centros emisores que en otros territorios para alcanzar la misma cobertura. Estas circunstancias, unidas a la falta de estudios de planificación coordinados además con los países limítrofes, han provocado a juicio de Alvariño un retraso en la adjudicación del sobrante de la banda UHF 470-862MHz. Con respecto a la subbanda 790-862 MHz (canales 61-69), según los documentos elaborados por la Comisión Europea, este dividendo estará dedicado a nuevos servicios de televisión (móvil, HD, interactiva…), y comunicaciones móviles de banda ancha. En noviembre de 2007 la propia Comisión redactó finalmente una Comunicación en la que puso negro sobre blanco este cambio de asignación.

Alvariño ha indicado que el refarming, o cambios de frecuencias, no debe asustar ya que tradicionalmente se ha aplicado a otros servicios como el GSM, el UMTS o el T-DAB. Incluso el DVB-T ya ha vivido un refarming ya que en 1992, se reasignó la banda de 830 a 862MHz anteriormente dedicada al servicio fijo.

El Gobierno mediante el Real Decreto 365/2010 reguló la asignación de los múltiples de TDT tras el cese del analógico, estableciendo dos fases. En una primera se planficarían cuatros nuevos múltiples, y uno autonómico, por debajo de la banda 790-862MHz, procurándose que sean los antiguos canales analógicos. En una segunda fase, que concluiría antes de enero de 2015, contaríamos con nuevos múltiples de ámbito nacional y autonómico, trabajando todos ellos por debajo del canal 61, por lo que cada operador tendría control total sobre cada uno de sus múltiples.

El reto del dividendo

Elena Puigrefagut, senior engineer de la EBU, ha destacado que la “TDT es eficaz, de calidad, flexible y con mass market”. “La plataforma terrestre lleva a cabo un uso eficaz del espectro con costes de distribución rentables, con mucha flexibilidad en cuanto a tipos de servicios (lineales, VoD, pago…) y cobertura, constante e independiente en cuanto al número de usuarios y con control absoluto de QoS y experiencia del usuario”, ha afirmado.

Puigrefagut ha sostenido que “para mantener la TDT competitiva ha de ofrecer una cierta diversidad de programas y mantener la calidad de recepción, y para ello necesitamos espectro, seis o siete múltiples para ser competitivos con el cable o el satélite”.
Todos los motores que han llevado a liberar estas frecuencias han sido principalmente económicos, según Puigrefagut, estimándose entre 20.000 y 50.000 en 15 años, y la generalización de la banda ancha para todos.

En estos encuentros ha quedado patente que el uso de frecuencias, y por consiguiente del dividendo, es diferente de un país a otro dependiendo de la situación geográfica, del tamaño y de la topografía del territorio.

Será necesario coordinar nuevas frecuencias con los países vecinos, cambios en antenas y redes de emisión, y será necesaria una nueva campaña de marketing para informar al consumidor y a instaladores. Será también necesario cambiar el equipamiento SAB/SAP, ya que se trata de frecuencias que utilizaban hasta ahora, por ejemplo, la microfonía inalámbrica.

Por otra parte, la co-existencia de la TDT con el servicio móvil requiere imponer ciertas restricciones a ambos servicios. La mayoría de soluciones implican un gasto adicional para los operadores de red y del consumidor.

En cuanto a las posibles interferencias, Elena Puigrefagut ha recordado que “será necesario a nivel nacional un estudio detallado para identificar esos casos que requerirán medidas de protección adicionales. Las licencias de las frecuencias 790-862 MHz han de incluir una claúsula de protección a la TDT, como ocurre, por ejemplo en Reino Unido y Suecia. El informe de la Comisión Europea reconoce que las condiciones mínimas no son suficientes para proteger todos los casos de interferencia”.

“Los radiodifusores reconocemos y apoyamos la importancia económica y social del acceso universal a Internet de banda anda para todo el mundo y en cualquier lugar. De hecho, son las nuevas e innovadoras aplicaciones audiovisuales en Internet las principales promotoras de la banda ancha”, ha remarcado.

También se ha mostrado convencida de que “a largo plazo, la banda 790-862 MHz no será capaz de reducir la brecha digital al acceso a la banda ancha, por lo que la solución podría ser un segundo dividendo digital. De esta forma, se armonizaría con EE.UU y partes de Asia sonde los operadores móviles buscan también maximizar sus beneficios. En un futuro a medio plazo, el DVB-T2 jugará un papel fundamental para mantener una TDT competitiva. Si nos quitan más frecuencias, DVB-T2 será inevitable para ofrecer servicios como la alta definición. Una reducción del espectro disponible convertiría a la TDT en una plataforma de calidad inferior. Además, se producirá una presión para migrar hacia tecnologías más eficaces”.

“La banda 470-862 MHz se ha utilizado hasta ahora para ofrecer un servicio público, pero los modelos de negocio para ofrecer Internet de banda ancha en movilidad son principalmente comerciales, no para cubrir, por ejemplo, zonas rurales. Para garantizar el ‘broadband for all’ se ha de considerar en un contexto mucho más amplio sin limitarnos a la discusión del dividendo digital, con otras frecuencias, despliegue de fibra…”, ha concluido su intervención Elena Puigrefagut.

Por otro lado, Lluís Borrell, partner de Analysys Mason, ha presentado las principales conclusiones de los estudios que para la Comisión Europea ha elaborado esta consultora durante más de un año. Borrell ha destacado que “el cambio tecnológico y en el consumo determinará las nuevas tendencias de televisión lineal y no lineal, el papel que jugará cada actor en estos cambios estructurales, y cuáles serán los plazos para adaptarse a nuevos planes de negocio con inversión en infraestructuras a largo plazo en un mundo cambiante inmediato”. También ha reconocido que “existe un debate de fondo entre el mercado de telecomunicaciones y el audiovisual. Pero, en el contexto de los cambios tecnológicos y en las conductas de los consumidores, deberíamos relativizarlo… para tener una perspectiva de mercado sobre el uso del espectro tradicional y el futuro con nuevas plataformas de distribución”.

En lo que a televisión móvil se refiere, Borrell cree que los consumidores no están en línea con un nuevo dispositivo con conexión DVB-H sino con acceso a banda ancha en movilidad para acceder a los contenidos a bajo coste. El vídeo será uno de los grandes elementos de transformación en el tráfico en banda ancha fija y móvil, alimentando así al futuro de nuestra industria de una forma u otra.

En un momento de crisis, la Unión Europea ha apostado, según Borrell, antes de los diferentes escenarios que se podrían producir en la reasignación de frecuencias y oferta de espectro “por el crecimiento y la competitividad, primando los intereses globales a la hora de marcar direcciones con respecto al dividendo digital. La decisión final sobre un recurso tan escaso como es el espectro será tomada finalmente por cada uno de los países teniendo en cuenta una coordinación de frecuencias”.

Operadores de red

Josep Ventosa, director de nuevos negocios en Abertis Telecom, ha destacado que el Real Decreto del 3 de abril ha dejado aún pendiente la planificación radioeléctrica final y la asignación de los tres múltiples nacionales, un autonómico y uno para televisión previstos en el Plan Nacional de la TDT del 2005, utilizando parte del espectro liberado por la televisión analógica… para así concluir realmente la fase 1. Con respecto a la Fase 2, Ventosa ha recordado que “están pendientes de definir las condiciones técnicas de protección de detalle que posibilitarán la coexistencia de servicios audiovisuales en los canales 21-60 y servicios de comunicaciones móviles en la banda 800″, pidiendo que se garantice que “el abandono de la banda 800 genere un impacto neutro, tanto técnica como económicamente para el ciudadano, los concesionarios y los operadores de red”. Con respecto a las interferencias, ha reconocido que este aspecto no está nada claro…

“La probabilidad de que se produzcan no son nada despreciables, y desde el punto de vista de los operadores de red sería aconsejable que la Comisión Europea imponga a los Estados miembros técnicas de mitigación adicionales, por ejemplo, para garantizar la calidad del servicio sin interferencias en los servicios existentes”, ha remarcado.

Con respecto a los concursos para la asignación de espectro, a juicio de Ventosa, “deben garantizarse redes redes de nueva generación NGI abiertas y en competencia, compensar los costes de migración de los servicios broadcast existentes a otras frecuencias, y garantizar la no existencia de interferencias de los nuevos servicios móviles en bandas adyacentes o sobre receptores de cable introduciendo una claúsula de protección en los concursos”. Tras la asignación de espectro, debería también garantizarse un uso efectivo del mismo.

Ventosa ha puesto sobre la mesa que la plataforma de televisión terrestre tiene que ofrecer libertad de elección a los ciudadanos, siendo competitiva con recursos como los contenidos premium, HD, conectividad IP e Internet, movilidad o 3D. También ha hecho hincapié en un elemento clave como es la neutralidad de la red (NET Neutrality) que garantice el derecho de acceso a contenidos, aplicaciones y servicios, y a conectar dispositivos, garantizando una total competencia y transparencia sin discriminación. Un debate en el deberán participar no solo las teleco sino también la comunidad broadcast, ha enfatizado el directivo de Abertis.

“Necesitamos espectro para desarrollar nuevos servicios, y continuar siendo una plataforma competitiva que garantice la libertad de elección de los ciudadanos”, ha concluido Ventosa.

Alta definición

Adolfo Remacha, director técnico adjunto de Sogecable, ha compartido su experiencia su larga experiencia en televisión de alta definición Remacha ha comenzado su intervención asegurando que, aunque la guerra de los formatos HD es muy antigua, la irrupción del 3D ha vuelto a poner en liza el progresivo 720p frente a la opción entrelazada 1080i. A pesar de que la UER ha demostrado la superioridad del 720p, la inmensa mayoría de los broadcasters europeos están utilizando 1080i. Además, todos los eventos deportivos se producen y transportan en 1080i. Remacha ha admitido que no se descarta a medio plazo adoptar lo mejor de los dos mundos en un 1080 p con 1920 puntos y 1080 línea en barrido progresivo.

En lo que a la producción en alta definición se refiere, hoy es aún preciso encuadrar con áreas de seguridad en 4/3 prestando máxima atención al enfoque, ya que un desenfoque despreciable en SD destruye el detalle en HD, la iluminación, el maquillaje y la realización con planos más abiertos y tranquilos.

Sobre los lados oscuros de la HD Remacha ha destacado el inflado contenidos (no existen hoy suficientes contenidos para emisión 24 con contenidos nativos en HD), la necesidad de emisión en simulcast, la convivencia de relaciones de aspecto y la aparición de innumerables formatos de ficheros (AVCIntra, DNxHD, XDCAM, MPEG2 Long GOP, DVCPRO HD…)… Con respecto al recurrente upscaling, “nuestra experiencia es que inflar cine, series y estudio es pasable, pero no lo son las retransmisiones o archivo de noticias”, ha comentado el directivo de Sogecable. Por último, ha concluido su intervención asegurando que el audio es una cuestión delicada en HD ya que se manejan hasta 6 audios individuales y un downmix estéreo. En el caso de ficción o deportes (con doblaje y audio personalizado) se ven obligados a convivir con hasta 16 audios, con los inevitables retardos.

Por su lado, Amadeu Gassó, director técnico de Televisió de Catalunya, ha hecho un repaso a las numerosas pruebas que en alta definición ha llevado a cabo la autonómica catalana, pionera en la emisión HD en España. TV3 trabaja en estadístico con bit-rates entre 6 y 12 Mbps.

Para hacer un canal simulcast en HD, Televisió de Catalunya marcó una hoja de ruta que incluía el cambio de formato a 16:9 (con la correspondiente influencia en platós, móviles, grafismo, decorados, archivo… incluso la adaptación del gestor de contenidos y el editor Natural News). También han llevado a cabo un ambicioso programa de formación para unos 840 profesionales. En este momento, cuentan con dos estudios de producción de dramáticos, una unidad móvil de 6 cámaras, otra de tres cámaras y diversas unidades autónomas.

En este momento Tv3 está produciendo en HD la telenovela La Riera, con cinco capítulos semanales de 35 minutos, que se produce en un plató con tres cámaras y una unidad ligera, ingestado tres señales de cámaras a 100 Mbps y una cuarta quad split de las tres cámaras (25Mbps por cámara). Gasso ha recordado que una hora a 100 Mbps necesita unos 55 Gbs de disco.

Televisió de Catalunya se ha marcado que en 2012/2013 la producción en HD de programas alcance el 90%, la asociada el 95%, las ajenas y coproducciones en un 75% y las promociones y publicidad en un 95%. “Esperamos disponer de más del 95% de los contendios de Tv3 HD producidos en HD nativa en 2015″, ha comentado Gassó.

Para conseguir este objetivo será necesaria una adecuación de infraestructura, tanto en la red informática interna (a 100 Mbps), matrices de conmutación, controles de estudios, postproducción, móviles, estudios virtuales y un largo etcétera. TV3 espera que en el primer trimestre de 2011 empiece a emitir en simulcast HD su canal generalista principal.

Por último, Gassó ha hecho un repaso a los principales problemas derivados de la emisión en HD como la convivencia SD-HD, las necesidades de almacenamiento, la velocidad de proceso en las estaciones de trabajo, la cobertura del segundo múltiplex y el dividendo digital. El directivo de Tv3 ha concluido su intervención asegurando que “en Tv3 pensamos que la HD de hecho es una necesidad competitiva y una obligación de servicio público”.

La mañana de la primera jornada de este 4º Encuentro ‘Nuevos desafíos en el televisión digital’ la ha cerrado Pere Vila poniendo sobre la mesa la experiencia de TVE con respecto a la alta definición. Vila ha remarcado que “una parte relevante, y cada vez mayor, de los contenidos que nos llegan son HD. Por otro lado, el equipamiento doméstico se comercializa ya mayoritariamente en HD, al igual que los equipos profesionales broadcast”. Sin embargo, ha reconocido limitaciones como la coyuntura económica, la inercia propia en los cambios de las infraestructuras de producción y la limitación de ancho de banda que supone la TDT.

Avanzar en el manejo y difusión de contenidos en alta definición, marcando procedimientos internos según el tipo de producción, la recepción y gestión del material, la renovación de continuidades (trabajando con un único fichero en toda la cadena tanto para SD como para HD y tanto para 4/3 como 16/9) y cabeceras son algunos de los retos a los que se enfrenta ahora la Corporación en relación con la alta definición. RTVE también tendrá que replantear el equipamiento como camcorders, los sistemas de edición, la postproducción de sonido, el fondo documental y archivo, los sistemas de contribución y las unidades móviles, entre otras áreas.

Pere Vila ha concluido su intervención abordando las nuevas vías que se abren en un futuro a medio plazo como la fibra hasta el hogar, el HbbTv, la banda ancha y el simulsat.

Contenidos en alta definición

En las ponencias de la tarde, Inés Sanz Rodríguez, directora de ingeniería de clientes de Hispasat, ha hecho un repaso a las posibilidades de las redes actuales para la difusión en HD tanto por satélite como en terretre. La directiva del operador español satelital, séptimo del mundo por ingresos, ha resaltado que la HD para Hispasat es “una clara apuesta por la calidad para nuestros clientes”. Hiospasat, que llevan trabajando en el desarrollo de la distribución y difusión de señales en alta definición, está actualmente inmerso en proyectos como Palco HD y otros proyectos en cooperación con el Ministerio de Industria dentro de los Programas Profit y Avanza.

Hasta el momento, según Inés Sanz, Hispasat ha cerrado una primera etapa en la que se ha definido el estándar de calidad, y se ha integrado todo el equipamiento para recepción y distribución de señales para facilitar el lanzamiento comercial de la HD. En 2009 comenzaron una segunda etapa que concluirá este año en la que se está llevando a cabo las diferentes valoraciones técnicas y pruebas experimentales.

Ejemplo de la clara apuesta de Hispasat por la HD es el nuevo satélite 1E que ampliará la flota ofreciendo, previsiblemente a principios de de 2011, HD a toda Europa, África y América. Sanz se ha mostrado convencida de que el estándar DVB-S2 será el aliado perfecto en la distribución tanto de la alta definición como de los nuevos servicios estereoscópicos.

Por último, Joaquín García Orbea, gerente de Imagenio, ha asegurado que la alta definición para esta plataforma de distribuición por IP es fundamental ya que “sentimos la presión por parte de los consumidores, por lo que hay una demanda que satisfacer”. En este sentido, la plataforma de Telefónica está llevando a cabo una importante inversión económica, técnica y de infraestructura, principalmente en fibra para contar con mayor ancho de banda, ya que un canal en HD ocupa lo que cuatro canales en calidad estándar. En este momento, Imagenio distribuye en HD la señal de AXN y Gol Tv, además de un numeroso fondo de películas de su Videoclub. García Orbea ha comentado finalmente que “estamos dando los primeros pasos en 3D y, tras esto, vendrá la totalidad del 3D HD”.



Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.


Otros artículos sobre , ,
Por • 17 jun, 2010
• Sección: IPTV/Tv Híbrida, Negocios, TDT, Televisión, TV Móvil