El Ministerio de Industria en España ha optado por una adjudicación mixta, entre concurso y subasta, para la licitar las distintas bandas de frecuencias que como consecuencia del dividendo digital van a poner a disposición de los operadores, un total de 310 Mhz. El Gobierno prevé que obtendrá entre 1.500 y 2.000 millones de euros, lo que garantiza los recursos necesarios para liberar el dividendo digital. España es el único país de la Unión Europea que ha introducido en un mismo proceso la autorización de la neutralidad tecnológica (refarming) y la licitación del espectro para servicios de cuarta generación de telefonía móvil.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció recientemente que el Gobierno ha optado por un sistema mixto concurso-subasta para licitar las distintas bandas de frecuencias que pondrán a disposición de los operadores, un total de 310 Mhz.

La elección de una licitación mixta tiene como objetivo maximizar el beneficio para los ciudadanos y la sociedad en su conjunto a través del impulso de la inversión y el empleo a corto plazo (2011-2013). Se estima que movilizará una inversión adicional de 1.200 millones de euros e impulsará la creación de 40.000 empleos.

El proceso de licitación forma parte de un conjunto de actuaciones para poner a disposición de los operadores de telefonía todo el espectro radioeléctrico e impulsar las comunicaciones móviles e inalámbricas a través de bandas de frecuencias de gran interés económico y social.

España es el único país de la Unión Europea que ha introducido en un mismo proceso la autorización de la neutralidad tecnológica (refarming) –la posibilidad de utilizar las bandas de frecuencias de 900 MHz y 1.800 MHz, hasta ahora de uso exclusivo por GSM, con otras tecnologías como UMTS- y la licitación del espectro radioeléctrico para los servicios de cuarta generación de comunicaciones móviles. Este proceso, que se plasmará en un Real Decreto, dará certidumbre y predictibilidad a los operadores y a los fabricantes de equipos y establecerá un marco jurídico estable hasta el año 2030.

Además, la puesta a disposición de los operadores de bandas de frecuencias da respuesta a la demanda de espectro que generará el desarrollo y popularización de los teléfonos inteligentes, las tabletas, los libros electrónicos…, así como los nuevos servicios de comunicaciones móviles.

En definitiva, se trata de impulsar las comunicaciones móviles e inalámbricas a través de bandas de frecuencias 900 Mhz y 1.800 Mhz. Desde el Gobierno se afirma que la f´rmula mixta concurso-subasta garantizará el mantenimiento del equilibrio económico-financiero de sus concesiones, así como las condiciones de competencia en el mercado.

Por otro lado, establecerá un marco jurídico que permita la licitación de un total de 310 Mhz en las siguientes bandas de frecuencias: 800 Mhz (dividendo digital), 900 Mhz, 1.800 Mhz y 2,6 Ghz. Con todas estas actuaciones el espectro radioeléctrico actual dedicado a servicios de comunicaciones móviles se incrementará en un 70%.

La disputa del dividendo

Se denomina dividendo digital a la parte del espectro radioeléctrico que ha quedado disponible después de acomodar en digital los servicios de televisión analógica en la banda de frecuencias dedicada a la televisión (de los 470 a los 862 MHz).

El Gobierno ha decidido que lejos de cederlas a los operadores de televisión que hasta ahora las disfrutaba, estas frecuencias se utilicen para servicios de banda ancha en movilidad, incluyendo lógicamente los servicios de tv móvil.

La puesta a disposición de estos bloques de frecuencias entre los operadores permitirá la introducción de la cuarta generación de comunicaciones móviles, asegurando la cobertura de la banda ancha móvil ultrarrápida al 98% de la población, lo que facilitará el cumplimiento de los objetivos de la Agenda Digital para Europa para 2020 y contribuirá decididamente a la reducción de la brecha digital.

El Ministerio estima que a raíz de este proceso, el Estado obtendrá entre 1.500 y 2.000 millones de euros, garantizando de este modo los recursos necesarios para hacer frente a la liberación del dividendo digital.

Necesidades de espectro

Las TIC ligadas al espectro tendrán una influencia muy relevante en el incremento de la productividad y del PIB. La banda ancha móvil será el motor del crecimiento en el mercado de las telecomunicaciones, siendo de prever que el incremento del tráfico de datos en redes móviles se multiplique por 40 en el periodo 2009-2014.

La evolución de los terminales móviles inteligentes sigue la misma tendencia multiplicándose por 4 entre 2009 y 2014, con mayores y mejores prestaciones y nuevas aplicaciones.
En 2015 habrá 3.500 millones de usuarios de banda ancha móvil en el mundo, frente a los 500 millones actuales (siete veces más en 2015 que los usuarios actuales).

TDT: resintoniza los canales

En cuanto a la TDT , obedeciendo una orden del Ministerio de Industria desde hoy, 1 de marzo, los canales de TDT que actualmente emiten en el canal radioeléctrico 66 deberán cambiar de ubicación. Además, la capacidad de los canales radioeléctricos 67, 68 y 69 deberá pasar a compartirse de manera igualitaria.

Hasta ahora los canales radioeléctricos 66, 67, 68 y 69 se han utilizado para emisiones de TDT con cobertura nacional. En concreto estos canales venían siendo ocupados de la siguiente manera: Canal 66: Teledeporte (se viene emitiendo también en una frecuencia alternativa a nivel nacional), Veo 7, AXN, Intereconomía; Canal 67: Cuatro, Gran Hermano 24H, Canal + Dos, LaSexta; Canal 68: Telecinco, La Siete, FDF, Disney Channel; y Canal 69: Antena 3, Neox, Nova, Gol Televisión.

Una vez concluido el proceso del dividendo digital el 1 de enero de 2015, los canales 66, 67, 68 y 69 deberán haber quedado liberados para otros usos distintos de las emisiones de televisión.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.


Otros artículos sobre
Por • 1 mar, 2011
• Sección: Negocios, TV Móvil