En la segunda jornada del V Congreso Internacional de Televisión Digital Terrestre ha quedado de manifiesto que la industria de electrónica de consumo, una vez concluido el apagón, está preparada para ofrecer a los consumidores tanto alta definición como 3D. Sin embargo, una vez más ha quedado patente que tanto las reticencias a los cambios por parte de los operadores de televisión y la lentitud en la regulación administrativa demorarán la introducción de estas nuevas tecnologías tras el apagón analógico.

Hoy se clausura en Sevilla el V Congreso Internacional de Televisión Digital Terrestre, organizado por ASIMELEC, quedando de manifiesto que el apagón analógico más que una meta será disparo de salida a una carrera apasionante hacia nuevos modelos de negocio, de tecnología… y de usuario.También se ha puesto de manifiesto un cierto ‘divorcio’ entre los operadores de televisión y la industria de la electrónica de consumo, muy por delante de la oferta de contenidos en alta definición y, ni mucho menos, en estereoscópico.

La jornada de hoy la ha abierto Ignacio López Olaondo, bussines manager de GfK, quien ha destacado que pese a que el mercado español de electrónica de consumo ha sufrido en 2009 una caída del 12%, con un receso en la facturación de unos 1.500 millones de euros, el impulso de la TDT ha sido el único segmento que ha hecho crecer este mercado en un 0,8%. El directivo de esta empresa de análisis de mercados ha destacado que actualmente existen en España treinta millones de televisores en el hogar principal, sin contar con segundas residencias. Sólo en enero de este año se vendieron 1,7 millones de producto TDT (775.000 receptores, 725.000 televisores y 245.000 DVDs con TDT. Para este mes de marzo se prevé la venta de dos millones de equipos. Destacar, por otro lado, que el MPEG 4 avanza imparable apoyado por fabricantes y distribución

Con respecto al híbrido broadband-broadcast, según datos de GfK, un 99,5% de hogares cuentan con televisión, mientras que dos tercios de los hogares en España (66,3%) cuenta con PC. López Olaondo ha hecho hincapié en que Internet y televisión no deben ser rivales sino que tendrían que sumar sinergias teniendo en cuenta que la banda ancha está creciendo exponencialmente contando hoy ya un 54% de los hogares conexión a Internet, de ellos un 51% con banda ancha.

Por lo que a penetración en consumo de la alta definición, según GfK, en España un 40% de las pantallas son HD Ready, un 8% HDTV HD Tv 1080p y un 10% Full HD HD Ready 1080p. Un 60% de los hogares tendrían pantalla panorámica 16:9.

La crisis, que según los consumidores encuestados por GfK durará un par de años más, condicionará la relación con el hogar como centro de ocio familiar. Un 64% afirma que “quedarse en el hogar puede ser tan divertido como salir fuera”. El consumidor atenderá más a la relación calidad-precio de los productos, no pagará cualquier precio sin justificación. Será más exigente con las marcas y los establecimientos. Sólo estará dispuesto a pagar más si el beneficio es claro y tangible así como en una categoría de producto de valor para el consumidor. Con respecto a la TDT de pago, estaría dispuesto a pagar si encuentra un beneficio claro y tangible, jugando un papel fundamental la interactividad, Internet y los servicios de pago.

Análisis de la industria de consumo

En una mesa redonda con participación de Sergio Talarewitz, CEO de Gigaset; Marcos García Esteban, Sales&MKT Director de Samgung; Andrés Román, Manager Strategic Planning Tv de Sony España; y Jordi Rincón, Senir Product Manager Panasonic España se ha debatido sobre TDT, alta definición y 3D desde el punto de vista de la industria de la electrónica de consumo y el sector de la distribución.

Con respecto a la televisión digital de pago, Sergio Talarewitz ha resaltado que el contenido de pago que ofrece hoy la TDT se limita al fútbol lo que empobrece la oferta. En España el mercado de pago podría crecer hasta los seis millones de abonados, estando hoy por debajo de tres, siendo clave para este crecimiento “contar con una oferta más atractiva, barata y en cierto modo, generalista”. Según Talarewitz existe un colapso total del número de cajas en el mercado español ya que “el canal está lleno de producto y los precios se están tirando perdiendo incluso un 50-60% del valor…. “. “Ningún usuario cambiará una caja para tv en abierto a otra de pago si no hay contenidos atractivos”, ha señalado el CEO de Gigaset.

Marcos García Esteban ha resaltado que, según la experiencia de este fabricante en EE.UU., el consumidor está pagando tres veces más por recibir contenidos en 3D que lo que pagaría por programación en 2D.

Jordi Rincón ha destacado que desde que Panasonic cuenta con un parque muy extenso de televisores preparados para televisión de pago, pero para que el usuario acceda a estos servicios necesita información adecuada de qué va a ver y si lo podrá hacer con su equipo.

Andrés Román ha comentado que a partir de septiembre haya más contenidos que fútbol con una amplia oferta, incluso en alta definición.

Al hilo de la interactividad, los participante en esta mesa redonda han destacado que la conexión del televisor a Internet abrirá puertas desconocidas hasta ahora a la interactividad. El televisor dejará así de ser algo pasivo para ser un punto de acceso a un universo de oferta de contenidos en el momento que quiera. En compañías como Sony, el objetivo a corto plazo es que el 90% de sus productos deberán estar conectados a Internet.

La realidad inmediata es que a partir de la próxima semana comenzarán los servicios online de la plataforma Bravia de Sony, quedando patente la firme apuesta de la multinacional japonesa al Hybrid Broadcast/Broadband (HBB) en detrimento del MHP. Por parte de Samsung o Panasonic, la conectividad broadband en el propio televisor es también una realidad presente en sus nuevas gamas de productos. A este respecto, los participantes en esta mesa de debate han puesto en común el papel que jugará el canal de distribución en la venta e instalación de televisores híbridos, ya que el instalador ya no dedicará unos minutos a conectar la pantalla a la toma de antena, sino que tendrá que configurar la pantalla como dispositivo conectado en red a Internet. Otro problema en el punto de vista tiene relación con el 3D.

Marcos García Esteban se ha preguntado a este respecto, “¿estamos dispuestos a que un sábado por la tarde en un centro comercial con decenas de compradores esperen el tiempo necesario para que el consumidor pueda ver una demo de pantallas con gafas estereoscópicas…?”. Andrés Román ha remarcado que aunque la tecnología 3D va a sufrir muchos cambios a lo largo de los dos o tres próximos años con desarrollos auto-estereoscópicos o las nuevas propuestas en las que el usuario sin gafas vea una emisión correcta al mismo tiempo que el que cuente con gafas 3D la veo es estereográfico.

Sergio Talarewitz, por su parte, ha profundizado en el concepto de interactividad ligada a una idea de PVR en el que el usuario determine sus gustos y preferencias y el sistema acceda a un pool de medios ya sea en TDT, satélite o Internet para ofrecerle un contenido a la carta.

¿Qué pasa con los contenidos?

En la mesa redonda celebrada ayer con la participación de representantes de las productoras, quedó patente que aún está por ver que exista un modelo económico que pueda sustentarse en contenidos de proximidad y de nueva producción (no reposiciones)

Fernando Mancha, productor ejecutivo de OCTV, señaló que “la TDT no tiene que competir con Internet sino convertirlo en aliado. El despliegue tecnológico ha sido espectacular, pero ahora falta la tercera pata del banco, que los contenidos se pongan a la altura, y para eso sería positivo contar con el respaldo de las administraciones”. Mancha se mostró convencido de que low cost no tiene porqué significar low wuality y abogó por contenidos multiplataforma con los que el usuario decida dónde, cómo y cuándo quiere consumirlos”.

José Cerezo, director de estrategias de Prisacom, comentó que nos encontramos ante “un cambio de entorno en el que las tres pantallas se están multiplicando por cientos, dando respuesta en meses o incluso semanas a nuevos dispositivos, y nuevas formas de cómo el usuario demanda información y cómo se comporta”.

En cuanto a los hábitos de consumo, en este debate quedó de manifiesto que los jóvenes están consumiendo televisión de forma muy diferente a las generaciones anteriores ya que son capaces de estar ante la pantalla al mismo tiempo que están hablando por messenger, el móvil o descargando contenidos desde la Red. Se aproximan, por tanto, tiempos híbridos, tanto en tecnología como en modelos.

Be Sociable, Share!

Did you like this article?

Subscribe to our RSS feed and you will not miss anything.


Other articles on , ,
By • 10 Mar, 2010
• Section: High-definition, DVB-T