Aunque en ningún caso suponen una alternativa comercial, son varias las universidades, grupos de trabajo y empresas que se han lanzado a la aventura de crear cámaras, más o menos compactas para captación 3D. Pensadas inicialmente para entornos domésticos, pueden ser una buena oportunidad para que los profesionales se familiaricen con la estereoscopía con equipos sencillos y asequibles.

Mientras que los gigantes del broadcast aprovecharán tanto NAB como IBC parea presentar sus propuestas profesionales para 3D, paralelamente están surgiendo diferentes propuestas alternativas para grabar en estereoscopía. Por ejemplo, el laboratorio de imagen de la Weber State University de Utah (EE.UU.), utilizando dos cámaras compactas Kodak ZX1 han desarrollado un peculiar sistema basado en anaglifos rojo-azul con edición de ambas imágenes sobre Adobe Premiere CS4.

Con un enfoque más comercial, la taiwanesa DXG ha desarrollado una cámara de bolsillo con doble lente compacta que debido a su tamaño no permite grabar en 3D un objeto que esté mucho más allá de unos metros (debido a la dintancia interocular), por no citar la limitación de su salida VGA.

Por otro lado, la holandesa con base en Leiden, 3D-One, cuenta ya con cuatro modelos de videocámaras 3D con versiones que van desde 720p a 1080p en media pulgada. Estas cámaras cuentan con un visor 3D, control de convergencia ajustable, audio de 16 bits a 48 kHz y zoom de 12x y graban en MJPEG-AVI.





Être Sociable, partagez !

Est-ce que vous avez aimé cet article ?

S'abonner à notre Flux RSS et vous ne manquerez pas n'importe quoi.


Autres articles sur , , , ,
Par • 3 Mar, 2010
• Section : Bassin versant, Film / technique