Tutto il glamour sul tappeto verde... in immagini

Como en ediciones anteriores, la ceremonia, que se celebra en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, ha sido retransmita en directo por La 1 de TVE, en esta ocasión sin cortes publicitarios y con un amplio despliegue de medios en la alfombra verde.

Un año más, y por eso del patrocinio, la alfombra roja ha vuelto a ser verde en los Goya. TVE, que este año emitía la entrega sin cortes publicitarios, ha llevado a cabo una amplia cobertura de la entrada de candidatos e invitados a la fiesta, en una pasarela que cada vez concentra mayor interés. Y es que en estos premios de cine, todos quieren brillar en la alfombra verde.

Escotes, vestidos, peinados, zapatos, acompañantes… Las estrellas hacen el paseíllo y cámaras y plumillas apuntan apresuradamente el color del modelo que lucen y nombre del diseñador. Entre los primeros en pisar la alfombra verde, la actriz Silvia Abascal, espectacular en un vaporoso vestido rosa; Santi Millán; Daniel Bruhl; la vicepresidenta primera de la Academia, Iciar Bollaín, de verde, y acompañada por Juan Diego Botto; Juan Diego; el guapo Mario Casas; Bárbara Goenaga y su pareja, Óscar Jaenada, que, fiel a su estilo, aparece con sombrero, camiseta y chaqueta rosa.

Gonzalo de Castro, el popular Doctor Mateo, con pajarita; Fernando Guillén y su hijo Fernando Guillén Cuervo, que se guarecía del frío con una bufanda burdeos con la que rompe el negro de su traje de Armand Basi; la directora Chus Gutiérrez, que se ha decantado por un llamativo modelo rojo de Lorenzo Caprile, acceden al Palacio de Congresos de Madrid antes de quedarse helados con una temperatura bajo cero en los aledaños del recinto. Antes de someterse a los flashes, nuestras celebrities saludan al presentador y director de la gala, Buenafuente, a quien no se ve nada nervioso.

Primero el padre y el hijo, y minutos después la hija: Cayetana Guillén Cuervo, también de negro, con su marido, el fotógrafo Omar Ayashi. También de negro, de Magrit, aparece Emma Suárez, mientras que la cineasta Patricia Ferreira opta por el verde.

Llega el presidente de la Academia, nervioso ante su primera gran noche de goyas al frente de la Academia.

Hace su entrada Manuela Velasco, de Dior; Goya Toledo, siempre tan elegante con un sobrio modelo negro de cuerpo de pailletes y falda de volantes; Leticia Dolera, de rojo y; Maribel Verdú, también de negro, acompañada por su marido Pedro Larrañaga.

Todo el equipo de Gordos recorre en amor y compañía la alfombra que también pisan Nausicaa Bonnin, muy guapa de Amaya Arzuaga, y Mar Coll, la directora, que tras dar sus primeros pasos en la dirección junto a Álex de la Iglesia , acaba de conseguir el Goya a la Mejor Dirección Novel por (Tre giorni con la.

Anch'io despierta buen rollo

El buen rollo que hay entre los directores y los actores de Anch'io, que optaba a cuatro galardones, queda patente en esta pasarela cinematográfica, en la que Lola Dueñas, con un modelazo negro de Alberta Ferreti, y su partenaire en el filme, Pablo Pineda, aparecen de la mano.

El buen momento que vive el cine patrio se nota en la entrega de los Goya 2010, en la que aparecen muchos actores que habían faltado a la cita en convocatorias anteriores.

Como estamos de fiesta, el dorado es el color de Belén Rueda, que se pasea con su partenaire en El mal ajeno, Eduardo Noriega y la emergente Clara Lago. También de dorado, de Antik Batik, entra pisando fuerte y con escote a la espalda de vértigo Natalia Verbeke.

Ella no teme a la mala suerte. Bimba Bosé, que ha debutado en el celuloide con El cónsul de Sodoma, apuesta por un traje pantalón “amarillo pollito”, el mismo color del que ha teñido su pelo.

Hace su aparición el equipo de la película, que con dieciséis nominaciones partía como favorita: Cella 211. El capitán Daniel Monzón está flanqueado por Luis Tosar y Carlos Bardem.

Y este año en la alfombra…hasta un perro

Y entre modelo y modelo de Kina Fernández, Oscar de la Renta, Elie Saab, Roberto Torreta, el diseñador que ha vestido a la siempre impecable Marisa Paredes, entra una de las más aplaudidas: Blanca Romero, que ha elegido un diseño de lo más sobrio: falda negra y blusa blanca por si hubiera tenido que recoger premio por su papel en After.

Paz Vega entra con un moño alto, muy alto, fiel a su Hannibal Laguna y arropada por su marido, Orson. Luis Tosar, que esta noche se ha llevado su tercer Goya por dar vida al terrorífico preso Malamadre, está impecable vestido a lo Man in Black. Seguidamente posa junto al resto del equipo de Celda 211. Le siguen Pilar Bardem, de negro, brillante y, tras ella, hace su esperada aparición Alejandro Amenabar, con pajarita y foulard negro, que se abraza con Álex de la Iglesia.

Acto seguido hacen su aparición Ruth Gabriel; Carmen Alborch, estupenda, y el perrito Pancho, de esmoquin, como no podia ser menos ya que este año Loterías del Estado patrocina la gala.

Massiel, de aterciopelado verde; Miriam Díaz Aroca, con un vestido tricolor blanco rojo y negro; el joven actor que encarna a Carlitos en Cuéntame; Fernando Trueba y la joven protagonista de El baile de la Victoria, Miranda Bodenhofer, tambien de negro; Mar Regueras, muy colorista y primaveral; el bailarín Rafael Amargo; José Coronado, atractivo, muy atractivo; y la que fue mejor actriz el año pasado por Camino, Carmen Elias, estupenda de Cortana.

Finalmente entra la ex presidenta de la Academia y ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde de Amaya Arzuaga, que se fotografía con su sucesor, Alex de la Iglesia, Ignasi Guardans y los politicos Miguel Sebastián y Diego López Garrido.

Jordi Mollá, de Dolce y Gabana, se abrazaba a Álex de la Iglesia, cuando, de pronto, entra… ¡Penélope. Cruz!

Imponente, nuestra embajadora en Hollywood sube el listón del glamour con un Versace original blanco diseñado por el desaparecido Gianni Versace. La actriz está acostumbrada a pisar pasarelas de todo el mundo y luce imponente este vintage que adorna con espectaculares joyas de Chopard. Pe, que tiene tres Goyas, esta noche no ha tenido suerte con su nominación por Los abrazos rotos. Cerrando el paseo sobre la alfombra, Penélope se funde en un caluroso abrazo con su compañero Jordi Mollá, del que es buena amiga y con quien coincidió en Jamón, jamón e in Blow… y con deseos de irse con una estatuilla bajo el brazo entran todos en el Audiorio del Palacio Municipal de Congresos donde les esperaba Andreu Buenafuente.

Galleria

(clicca su qualsiasi foto per avviare la giostra - scorrimento cliccando sulla freccia - sinistra e destra)




Essere socievole, condividere!

Ti è piaciuto questo articolo?

Iscriviti alla nostra Feed RSS e non vi perderete nulla.

Altri articoli su
Di • 15 Feb, 2010
• Sezione: Cinema, Eventi, PA primo piano (supplemento), Integratori