Según el informe ‘Construyendo la economía digital:la importancia de la defensa del empleo en las industrias creativas de la Unión Europea’, España habrá perdido hacia 2015 más de 86.000 empleos, a una media sostenida 10.600 puestos anuales, debido al comercio ilegal y la distribución gratuita en diversos soportes de películas, series y música.

Según un estudio sobre el desarrollo de la economía digital y las industrias creativas, realizado por TERA Consultants con el respaldo de la Cámara de Comercio Internacional, la piratería será uno de los principales problemas a los que se deberá enfrentar el sector. A diferencia de trabajos previos en este campo, este estudio combina una definición más amplia de las industrias creativas primarias (cine, televisión, música, edición y publicidad) añadiendo también las secundarias (televisores, aparatos de reproducción de música, etc.) logrando una visión más completa.

Tal y como reflejan las Tablas A y B, se calcula que las industrias creativas primarias en los 27 países de la Unión Europea generaron casi 560.000 millones de euros de valor añadido al PI B en 2008. Esta aportación representó aproximadamente un 4,5% del total del PI B europeo en el mismo año. El valor añadido por el total de las industrias creativas (industrias creativas primarias e industrias creativas secundarias), también reflejado en las Tablas A y B, fue de aproximadamente 860.000 millones de euros en 2008, es decir, alrededor de un 6,9% del PI B.

Las industrias creativas también suponen un considerable volumen de empleo en toda Europa. Tal y como muestra la Tabla A, los puestos de trabajo de las industrias creativas primarias en los 27 países de la UE ascendían a unos 8,5 millones en 2008, un 3,8% del total de la población activa europea. El total de trabajadores que emplearon las industrias creativas (industrias creativas primarias más industrias creativas secundarias) fue aproximadamente de 14 millones, un 6,5% del total de la población activa europea.

Consecuencias de la piratería

Uno de los objetivos principales del estudio has consistido en evaluar las consecuencias económicas de la piratería en las industrias creativas (principalmente la piratería digital). Este estudio se centra en las pérdidas de ingresos por comercio minorista y la destrucción de empleo en las industrias creativas más afectadas por la piratería, especialmente aquellas que producen y distribuyen películas, series de televisión, grabaciones musicales y software. El estudio también evalúa las pérdidas de ingresos por comercio minorista y la destrucción de empleo en los cinco mayores mercados de la UE (Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España), que colectivamente representan aproximadamente el 75% del PI B europeo. A la hora de recopilar los datos para este estudio, los autores se apoyaron principalmente en datos relativos a la piratería digital. En el caso de aquellos mercados en los que la transición al ocio digital está menos avanzada, los datos también incluyen la piratería física residual.

La Tabla C muestra que en 2008 se perdieron en Europa en torno a 10.000 millones de euros y más de 185.000 puestos de trabajo en las industrias creativas, a causa de la piratería.

Dos hipótesis de aquí a 2015

En los próximos años se acelerará el crecimiento de la penetración de la banda ancha y la digitalización de los productos de las industrias creativas, mientras que la piratería física representará una parte cada vez menor de la piratería total. Sin una acción eficaz y permanente , estas tendencias facilitarán la continua expansión de la piratería digital en Europa. Este estudio presenta dos hipótesis de cálculo para preveer las pérdidas provocadas por la piratería hasta 2015, ambas basadas en las previsiones de tráfico de Internet de Cisco Systems y suponiendo que no se tome ninguna medida para hacer frente al problema de la piratería.

La primera hipótesis presupone que la piratería digital crecerá a la par que el tráfico de intercambio de archivos, lo que se traduce en un cálculo conservador de las pérdidas. De 2008 a 2015, se espera que el tráfico de intercambio de archivos en Europa crezca a un ritmo anual del 18%. En consecuencia, si las pérdidas derivadas de la piratería digital crecieran a este ritmo, las pérdidas de ingresos por grabaciones musicales, cine, series de televisión y software serían de unos 32.000 millones en 2015 (Tabla D). Si no se producen cambios importantes en las políticas gubernamentales y teniendo en cuenta el aumento interanual de la piratería, los empleos destruidos en un año no se volverían a crear, lo cual daría como resultado un incremento de pérdidas de puestos de trabajo en el sector. Esto significa que la destrucción de empleo en la UE alcanzará los 610.000 puestos de trabajo en 2015, una diferencia considerable con respecto a los poco más de 185.000 en 2008.

La hipótesis dos del estudio parte de la base de que el crecimiento de la piratería digital seguirá las tendencias mundiales de tráfico IP en el segmento de consumidores en Europa (por ejemplo, la comunicación a través de IP). Esta hipótesis incluye el streaming y el intercambio de archivos, lo que ayuda a fijar un tope para el impacto de la piratería digital.

De 2008 a 2015, se espera que el tráfico IP en el segmento de consumidores crezca a un ritmo del 24%. Si la piratería digital en Europa reflejara esta tasa de crecimiento, el resultado serían pérdidas en las industrias de las grabaciones musicales, el cine, la televisión y el software de 56.000 millones en 2015, frente a aproximadamente 10.000 millones en 2008. Si no se producen cambios importantes en las políticas gubernamentales y teniendo en cuenta el aumento interanual de la piratería, los empleos destruidos en un año no se volverían a crear, lo cual daría como resultado un incremento de pérdidas de puestos de trabajo en el sector. Esto significa que la destrucción de empleo en la UE alcanzará los 1,2 millones de puestos de trabajo en 2015.


Be Sociable, Share!

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.


Otros artículos sobre ,
Por • 26 mar, 2010
• Sección: Negocios, Suplementos