es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2010/07/21/las-q-balls-de-camera-corps-dan-la-vuelta-al-mundo-en-un-velero/

Cinco minicámaras robóticas Q-Balls de Camera Corps, acopladas en un velero réplica del HMS Beagle que utilizó Charles Darwin, han servido para producir una serie holandesa que ha dado la vuelta al mundo en las condiciones climatológicas más adversas. Todo el material era transferido a un Avid Airspeed para su selección y edición.

blank

Cinco minicámaras robóticas Q-Balls de Camera Corps han completado con éxito una de las mayores producciones de los últimos tiempos. Se ha tratado de un viaje de nueve meses a bordo de una reconstrucción del HMS Beagle que empleó Charles Darwin en su vuelta alrededor del mundo. El espacio Beagle ha sido producido por la cadena holandesa VPRO y emitido para Bélgica y Holanda, además de a través de Internet.

Ronald de Graff, quien ha supervisado la ingeniería del proyecto, ha señalado que «el objetivo era producir más de mil horas de televisión en 1080i de alta definición. Las Q-Balls han simplificado lo que hubiera sido la muy difícil tarea de capturar video de manera eficiente desde muchos ángulos y con cualquier tiempo. Los principales puntos de discusión fueron las posiciones posibles de la cámara y la capacidad del equipo para tolerar el rociado de agua salada en las condiciones más tormentosas, incluso de fuerza 10. Todos los soportes se fabrican con acero inoxidable y tenía que ser fácil montaje, ya que no era posible perforar los agujeros en los mástiles del buque. Cada Q-Ball consta de una cámara HD y un zoom 10 a 1 en una esfera de aluminio. Estas cámaras han sido fáciles de instalar y usar y nos han permitido contar con imágenes de alta definición excelentes durante el día o con luz infrarroja en la noche».

Cada uno de las cinco Q-Balls se remataron con un acabado anodizado en la superficie exterior e interior, soportando los rodamientos de acero inoxidable dentro de cada esfera un suave desplazamiento incluso con altos niveles de agua salada en el ambiente. Todo el material grabado con las Q-Balls las 24 horas del día, se enviaba a un Avid Airspeed para su selección y edición. La salida desde cada Q-Balls era secuencialmente conmutada y convertida a 175 kilobit/s en un stream Windows Media para su transmisión vía a satélite a la sede central de VPRO en Hilversum.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=a9pewtHGKQo[/youtube]

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 21 Jul, 2010
• Sección: Captación, Gestión de media