es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2011/10/18/reinventando-la-experiencia-televisiva/

Como sostiene en esta Tribuna Jesús Solana, director de la división Telco, Digital Media & Broadcast en Cisco España, el entretenimiento está rompiendo moldes, convirtiéndose en más visual, móvil y social. El mayor número de dispositivos y servicios de video online junto al incremento en la velocidad de conexión está cambiando el panorama de la distribución multimedia.

blank

El mercado multimedia se encuentra inmerso en una profunda transformación, marcada principalmente por el crecimiento exponencial de tres elementos: los dispositivos preparados para el vídeo, los servicios de vídeo y el ancho de banda disponible para los usuarios.

Según el Informe Cisco VNI, en tan solo tres años habrá más de 12.000 millones de terminales conectados a redes IP -televisores, tablets, consolas de juegos y otros dispositivos de consumo- que recibirán todo tipo de contenidos y servicios vía internet.

En el apartado de servicios, cada vez más fabricantes de electrónica de consumo posicionan los televisores y otros equipos como puerta de acceso hacia el contenido de Internet, creando un ecosistema de vídeo y aplicaciones on line.

Igualmente, nuevos servicios de vídeo on line Over-The-Top (OTT) compiten tratando de atraer a los consumidores, y las compañías multimedia y de distribución (broadcasters) buscan la forma de rentabilizar esta oportunidad adoptando innovadoras plataformas de distribución y contenido interactivo.

Con respecto a la banda ancha, mientras el Plan Avanza2 está destinando 200 millones de euros a fomentar el despliegue de redes con una capacidad superior a los 50 Mbps, las operadoras ya han empezado a ofrecer 100 Mb de velocidad en cable y fibra, una promesa que se extiende a las redes móviles mediante el estándar LTE.

Estos nuevos dispositivos y servicios conectados a una velocidad de datos creciente, están acelerando el crecimiento del tráfico de vídeo en Internet, de manera que para 2014 la suma de todas las formas de vídeo -TV, vídeo bajo demanda, vídeo por Internet y P2P- representará más del 91 por ciento de todo el tráfico IP de los consumidores, lo que equivale a 6.000 millones de DVDs cruzando la Red cada mes. No es para menos, pues la comunidad global de vídeo on line alcanza ya los 1.000 millones de usuarios.

Nuevos retos

Estas tendencias -más dispositivos, más servicios de vídeo on line, más velocidad de conexión y más tráfico de vídeo en Internet- están cambiando el panorama de distribución multimedia tal y como lo conocemos hoy. Pero también generan una creciente sensación de incertidumbre entre consumidores, proveedores de contenido y proveedores de servicios. Así:

  • La experiencia de los consumidores está cada vez más fragmentada. Acceder al contenido deseado implica manejar un complejo ecosistema de dispositivos, redes, experiencias de visualización y modelos de facturación. ¿Por qué los consumidores no pueden acceder a todo el contenido desde cualquier dispositivo y una única interfaz?
  • Proveedores de contenido y broadcasters deben recuperar el ‘valor’ del contenido. Los usuarios tienen un apetito insaciable por consumir vídeo sobre un mayor número de plataformas, y la posibilidad de acceder a cierto contenido on line de forma gratuita está reduciendo la rentabilidad y los ingresos publicitarios de los proveedores de servicios tradicionales.
  • El papel del proveedor de servicios corre el riesgo de ‘comoditizarse’ . Es necesario ofrecer un servicio sobre múltiples pantallas o dispositivos para poder competir con los proveedores OTT en un mundo donde según la consultora ComScore los consumidores visualizan una media de más de 14 horas de vídeo on line cada mes. ¿Cómo pueden los proveedores de servicios avanzar al mismo ritmo que el crecimiento exponencial del tráfico de vídeo IP cuando no están obteniendo ingresos del vídeo on line? ¿Cómo pueden demostrar su verdadero valor a los consumidores, broadcasters y partners?

blank

La solución

A pesar de los retos, este escenario representa también una enorme oportunidad. Nos encontramos en una nueva era multimedia, donde la experiencia de entretenimiento rompe las limitaciones impuestas por redes cerradas y dispositivos únicos y se convierte en más visual, más móvil y más social.

Muy pronto, los consumidores podrán acceder a todo el contenido, las aplicaciones y los canales de comunicación sobre cualquier dispositivo y cualquier red, todo formando parte de una experiencia unificada.

En este nuevo modelo multimedia, las compañías de Media y Operadores de Telecomunicaciones están estratégicamente posicionados, pero tienen ante sí grandes retos. La demanda de contenido en múltiples dispositivos y en máxima calidad (HD), imponen fuertes requerimientos en los sistemas y redes de producción y procesado, y en las redes de contribución y distribución hasta el usuario final

Los distintos servicios OTT proporcionan acceso a algunos de los contenidos premium de los broadcasters, pero no a otros; los ecosistemas de contenido en torno a los dispositivos conectados siguen ligados a plataformas específicas, con poca o ninguna portabilidad entre pantallas; por último, los fabricantes de dispositivos electrónicos ofrecen acceso a contenido on line, pero no son capaces de controlar su distribución o de garantizar una experiencia consistente para los consumidores.

Juntas, las compañías de Media y los Operadores de Telecomunicaciones, a través de la red, pueden ofrecer todo el abanico de contenido y aplicaciones multimedia ‘en la nube’ (bajo el modelo Cloud Computing) a través de múltiples dispositivos de consumo. Y para ayudarles a crear un ecosistema multimedia más rentable, Cisco propone una solución innovadora: aprovechar el poder de la red para proporcionar nuevas experiencias multimedia y televisivas.

Hacia una experiencia unificada

Esta propuesta se concreta en una solución -denominada Cisco Videoscape- diseñada especialmente para crear una experiencia televisiva de nueva generación, más sencilla para los consumidores y con nuevas oportunidades de ingresos para los proveedores de contenido y operadores.

Al unificar prácticamente sin límites cualquier tipo de contenido, aplicaciones y comunicaciones procedentes de cualquier fuente -TV tradicional ‘lineal’, el vídeo bajo demanda, catch-up TV y el contenido multimedia – en una experiencia unificada e inmersiva, es posible llevar la oferta a cualquier dispositivo y a través de cualquier red, gestionada o no.

Para ello, es necesario apoyarse en tres elementos: una red IP inteligente optimizada para la gestión de vídeo y multimedia de principio a fin (medianet), el poder del Cloud Computing y los dispositivos cliente (gateways, set-top-boxes y clientes de software de nueva generación).

Gracias a esta aproximación, los consumidores disfrutarán de una experiencia de calidad superior que ni los mejores servicios de vídeo on line podrían superar:

  • Más intuitiva, con una robusta interfaz para múltiples dispositivos y capacidades de búsqueda universal a través de todas las fuentes de contenido.
  • Más visual, con prácticamente infinitas aplicaciones y contenidos disponibles a través de la pantalla del televisor o el dispositivo elegido.
  • Más social, al integrar las redes sociales.
  • Más móvil, con la posibilidad de extender esta experiencia unificada a casi cualquier dispositivo conectado a la red.

De proveedores de servicios a proveedores de experiencias

Por su parte, los proveedores de servicios pueden generar nuevas oportunidades de ingresos, rentabilizar el modelo de vídeo on line y reforzar el valor de sus redes en la distribución del contenido, garantizando a los consumidores una experiencia de calidad, un mayor nivel de interactividad y compartición de contenidos y servicios innovadores proporcionados por terceros -como redes sociales, juegos, – y todo sobre cualquier dispositivo o plataforma.

En definitiva, se trata de facilitar a los consumidores el acceso a un océano de contenidos de vídeo tradicionales, bajo demanda y de terceros, ayudarles a comunicarse, compartir y gestionar tanto contenido y servicios premium como contenido personalizado sobre múltiples pantallas, así como participar en un inmenso ecosistema de vídeo y aplicaciones on line.

Para que las compañías de media puedan ganar la batalla por la audiencia, deben ser algo más que simples distribuidores genéricos de contenido, y ofrecer nuevas experiencias que los consumidores no puedan encontrar en ningún otro sitio; deben convertirse en proveedores de experiencias.

Teresa BarcelóJesús Solana

Director de la división Telco, Digital Media & Broadcast en Cisco España

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 18 Oct, 2011
• Sección: IP, Televisión, TV Móvil