es:lang="es-ES"
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2011/10/20/radiografia-del-cluster-audiovisual-de-madrid-al-audiovisual-madrileno/

El Cluster Audiovisual de Madrid publica por cuarto año consecutivo el Estudio sobre Contenidos y Tecnologías del Audiovisual en la Comunidad de Madrid. En la edición 2011 del Estudio se ha realizado un análisis actualizado de la industria audiovisual desde una perspectiva empresarial.

blankEl Cluster Audiovisual de Madrid se planteó en 2008 realizar un estudio sobre los aspectos económicos y el desarrollo tecnológico del sector audiovisual en la Comunidad, por dos motivos principalmente: la necesidad de conocer cuál era la situación real de la industria audiovisual en la región, y con el objetivo de repetirlo anualmente para poder determinar las tendencias del sector.

Este trabajo se viene realizando anualmente tomando como base las cuentas que una selección de sociedades del sector audiovisual depositan en el Registro Mercantil. Estas sociedades deben estar domiciliadas en la Comunidad de Madrid y haber mantenido actividad mercantil en los últimos tres ejercicios, por lo tanto no se toman en consideración datos referidos a trabajadores autónomos.

Como resultado de este análisis, podemos decir que la convergencia digital, la multiplicación de soportes de difusión o la entrada de nuevos agentes en el escenario del hasta ahora considerado como “sector audiovisual” precisan de una delimitación razonada para definir el actual sector audiovisual. ¿A qué nos referimos exactamente hoy en día cuando hablamos de “sector audiovisual”?

Grandes protagonistas en esta transformación han sido las nuevas tecnologías; Internet o la telefonía móvil que, gracias a su democratización en el ámbito social son consideradas como nuevas y potenciales plataformas para el consumo de contenidos, condicionando incluso los sistemas de producción y gestión de las compañías que crean dichos contenidos. Del mismo modo ocurre con las empresas de software de entretenimiento, videojuegos o contenidos interactivos que, por primera vez, van a ser consideradas como parte de la industria audiovisual por la perspectiva digital que está adoptando la industria.

En la cuarta edición de este estudio se ha realizado un análisis actualizado de la industria audiovisual desde una perspectiva empresarial, en la que interactúan diferentes formas de gestión, mercados diversos, gran variedad de productos, y todo ello bajo diversos enfoques de la actividad del sector considerando la industria tradicional frente a la nueva y el grado de actuación e implicación de los agentes de la cadena de valor audiovisual desde la creación y producción de contenidos hasta su posterior difusión,

Un pormenorizado análisis

El sector audiovisual analizado en la región presenta las siguientes características: Facturación y empleo global:

  • La industria audiovisual representa aproximadamente el 4% del PIB Regional (2009), lo que supone un importante volumen de facturación así como de empleo.
  • La facturación generada en 2009 alcanzó la cifra de 7.650 millones de euros, y en empleo, alrededor de 28.000 puestos de trabajo, cifras que han experimentado una cierta caída en los últimos años (-8% en facturación y -11% en empleo con respecto a 2008) con motivo de la crisis económica, que afecta a todos los sectores productivos de la región.

Perfil empresarial:

  • Alto grado de atomización empresarial: Un 75% de las compañías estudiadas son microempresas (facturación inferior a 2 millones de euros), en especial las dedicadas a la producción de contenidos audiovisuales.
  • Configuración dual: Un pequeño número de empresas concentra más del 90% de la facturación generada así como un elevado número de microempresas representa el resto de la facturación.

Cambios en la estructura sectorial:

Éste es un período marcado por la proliferación de nuevas compañías que han visto una oportunidad en la perspectiva digital que está adoptando la industria. Destaca la entrada de empresas tecnológicas en la industria audiovisual como compañías desarrolladoras de software, distribuidoras e implementadoras, desarrolladores de aplicaciones y arquitecturas de red que contribuyen a que la industria audiovisual se adapte más fácilmente a los nuevos retos y se haga más competitiva.

  • Carácter “tradicional” de la industria: Un 85% del volumen de negocio es aportado por empresas que se dedican a actividades “tradicionales” de la cadena de valor audiovisual. Este fenómeno se debe a la fuerte presencia de productoras audiovisuales en la región, todos los canales de TV de emisión nacionales y distribuidoras extranjeras o majors que han establecido sus sedes comerciales en la Comunidad de Madrid.
  • Multiplicación de soportes y ventanas de explotación: Las empresas dedicadas a la “Agregación y Distribución de Contenidos” aportan el 60% del total de cifra de ventas del sector (2009), frente al 40% de los enfocados a la “Creación y Edición de Contenidos”.
  • Importante papel del “nuevo” audiovisual: Ha experimentado un crecimiento interanual cercano al 16% en su facturación frente a casi un 2% del “tradicional”, poniendo de relieve la tendencia de los productores y distribuidores de contenidos por la innovación en sus productos y la diversificación para adaptarse a los nuevos formatos. Destaca el crecimiento de empresas dedicadas a la creación de videojuegos (+21% frente a 2008) y contenidos de ocio interactivo y digital (+80% frente a 2008), aunque todavía aporten cifras bajas en volumen a la industria.
  • Movimientos empresariales: El proceso de convergencia digital ha incrementado los niveles de competencia entre cadenas, provocando operaciones de concentración (fusión entre Telecinco y Cuatro y la posible operación en La Sexta y Antena 3) en una clara lucha por cuotas de mercado ante la multiplicación de canales y oferta de contenidos.
  • Acusada externalización de servicios: Las empresas de edición técnica de contenidos (postproducción, sonorización, efectos digitales, doblaje, etc.) han experimentado un crecimiento cercano al 50% con respecto a 2008. Estas cifras son una muestra de la tendencia de las grandes compañías por destinar sus recursos e infraestructura a tareas de un mayor valor añadido que definan su negocio y subcontratar servicios a compañías especializadas.
  • Repercusión financiera: La inversión en tecnología y el incremento de productos que ofrecen al mercado han estrechado los márgenes de las compañías pero conservando una saludable estructura económico-financiera (ROE: 7,7%; ROA: 2,4%).

Acceso al estudio completo.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 20 Oct, 2011
• Sección: Libros, Negocios