es:lang="es-ES"
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2011/11/18/la-animacion-espanola-a-la-conquista-del-oscar-y-del-mercado-internacional/

La preselección a los máximos premios mundiales del cine de ‘Arrugas’ y ‘Chico&Rita’ supone un nuevo triunfo de un sector en alza. Además España aporta también tres cortos de animación a los Oscar; se trata de ‘Birdboy’, ‘Vicenta’ y ‘Daisy Cutter’

blank

La reciente preselección de dos largometrajes españoles de animación para los Oscars 2011 que se fallarán el próximo mes de febrero confirma el gran momento que vive el sector español de la animación. Chico&Rita y Arrugas repiten así el éxito que significó la pre selección de Planet 51 y El Lince Perdido hace dos años.

Exceptuando el cine americano, pocos son los países que consiguen incluir varias de sus producciones en la lista de la que saldrán los finalistas a la nominación. Además España aporta también tres cortos de animación a los Oscar; se trata de Birdboy, Vicenta y Daisy Cutter, lo que indica que hay una cantera de jóvenes creadores que han alcanzado un nivel internacional.

blankPúblico adulto

Lo que llama la atención es que Arrugas y Chico&Rita van dirigidos al público adulto, un segmento de mercado donde la animación hasta ahora tenía dificultades para luchar contra la hegemonía del cine infantil y familiar.
¿Se podría considerar este hito como un cambio de tendencia? Carlos Biern, presidente de Diboos, la Federación de Asociaciones de Productores de Animación, considera que “más que una tendencia es el resultado de el buen hacer de los profesionales del sector lo que lleva a que grandes cineastas descubran la fuerza narrativa de la animación; Fernando Trueba con Chico&Rita, Cesc Gay con Las Tres Mellizas y la Máquina del Mundo o de Juan José Campanella con Metegol son el mejor ejemplo de ello”.

Para Manuel Cristóbal, productor que tiene en su haber películas como El Bosque Encantado o El Lince Perdido, y máximo responsable de Arrugas, “las fronteras de la animación han estallado y ahora encontramos no sólo películas para público familiar sino dramas en animación como Arrugas y películas de aventuras hechas con captura de movimiento como Tintín. Esto no es una coincidencia y demuestra que la animación es un sector estratégico con un futuro brillante”.

blank

Apuesta por el sector

Desde DIBOOS se anima a las instituciones a creer más en un sector “donde se están dando la mano un gran talento creativo y un know how empresarial que dan lugar a un producto que factura gran parte de su cifra de negocio en el extranjero, que genera un empleo estable y de alta cualificación, y que es muy intensivo en tecnología e innovación”.

Chelo Loureiro, vicepresidenta de Diboos para Cine, incide en que «la preselección de Arrugas y Chico&Rita a los Oscar no es más que la evidencia del prestigio de la industria española de la animación que, en estos momentos, está produciendo más de 20 largometrajes para la gran pantalla y miles de horas en series para tv, aplicaciones y videojuegos. Absolutamente toda esta producción se está pre vendiendo a nivel internacional porque tanto la calidad de las historias como de las técnicas animadas nos avalan».

Y es que empieza a no ser excepcional que series y películas españolas conquisten mercados extranjeros, incluso e mercado norteamericano, que habitualmente es de difícil acceso para producto europeo. Por citar solos algunos ejemplos, después del arrollador éxito internacional de Pocoyó otras empresas como BRB, IMIRA o VODKA han conseguido producir series animación que han sido vendidas en más de 150 países y que arropadas por audiencias millonarias generan una enorme facturación en productos derivados y licencias, posibilitando un tejido industrial y comercial que ocupa a miles de profesionales cualificados. Además de este éxito empresarial, la animación española despierta entusiasmo por su alto nivel creativo, como demuestran estas dos candidaturas a los Oscar o los 11 proyectos seleccionados para la pasada edición del Cartoon Forum, la mayor cita del sector de la animación.

En el informe que presenta FAPAE, desde hace tres años, en Madrid de Cine-Spanish Film Screenings, se pone de manifiesto que la producción española sigue funcionando mejor fuera que dentro de nuestras fronteras; El cine español recaudó en 2010, 90 millones de euros en el exterior, y fue visto por 16,3 millones de espectadores.

Para Pedro Pérez, presidente de FAPAE (Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles), ha añadido que “estas nominaciones corroboran el éxito y la proyección internacional de la ficción española y, en concreto, de la animación. Las candidaturas al Oscar de “Arrugas” y “Chico & Rita” son el reconocimiento al talento y al trabajo en innovación que se está desarrollando en el seno de las empresas de animación”.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 18 Nov, 2011
• Sección: Cine, Negocios