es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2019/02/12/fujifilm-archive-services-archivo-externo-largo-plazo/

Fujifilm pone al servicio de los usuarios su conocimiento y enormes competencias en materia de almacenamiento de datos para ofrecer una solución de archivo externo a largo plazo que responda a las principales preocupaciones de los usuarios.

Fujifilm Archive Services

La explosión de datos digitales a almacenar a nivel mundial es una realidad que sigue creciendo a un ritmo trepidante y se ha convertido en una de les principales preocupaciones de los responsables TI de la mayoría de compañías que se ven obligados a gestionar grandes volúmenes de datos teniendo que garantizar la protección y acceso a los mismos, en todo momento, sobre periodos de tiempo cada día más extensos, sin olvidar la necesidad de racionalizar los costes asociados a su archivo.

Fujifilm pone al servicio de los usuarios su conocimiento y enormes competencias en materia de almacenamiento de datos para ofrecer una solución de archivo externo a largo plazo que responda a las principales preocupaciones de los usuarios informáticos en términos de protección, accesibilidad y recuperación total de los datos almacenados en la nube.

Los ciberataques a grandes empresas y multinacionales están a la orden del día. Ataques que se deben en gran parte al incremento de los puntos de acceso de mayor riesgo y a la inadecuada atención a la seguridad y protección de los datos que se alojan en la nube y en dispositivos móviles.

Para estar bien protegidos frente a este tipo de ataques es clave verificar el nivel de eficacidad del cortafuegos que se utiliza y renovar constantemente la infraestructura informática de la compañía que debe integrar soluciones completas para proteger los datos en todos los dispositivos utilizados.

Fujifilm Archive Services

Máxima seguridad

Los ataques tipo phishing y malware aparecen de formas que no siempre son reconocibles por los sistemas informáticos y cuando los datos circulan por la red, estos son vulnerables y pueden ser interceptados por hackers informáticos.

Para garantizar una seguridad óptima a sus usuarios, los datos almacenados en el data center de Fujifilm están totalmente aislados de la red.

El concepto del servicio cloud de Fujifilm ha sido totalmente diseñado desde un inicio por su equipo técnico buscando siempre la máxima seguridad para una protección óptima de los datos almacenados.

Por esta razón, tanto el sistema de Fujifilm Archive Services, como los servidores y las unidades de almacenamiento y de gestión de datos que lo componen están totalmente disociados de otras conexiones de red, incluso de la propia red de Fujifilm. De hecho, su data center no tan solo queda totalmente aislado de la red, sino que además, se ubica en un triple perímetro con extremas medidas de seguridad para limitar el acceso a esta zona sumamente restringida.

Si el acceso a los locales de Fujifilm queda ya limitado a las personas externas y se necesitan tarjetas de acceso personales para poder acceder a sus instalaciones, el acceso a los locales de Fujifilm Archive Services dónde se encuentra el núcleo central de su data center, está totalmente restringido y protegido con medidas de seguridad suplementarias, limitando su acceso únicamente al personal autorizado que debe acreditarse mediante tarjetas de acceso, contraseñas y sistemas biométricos de identificación por huella dactilar. Este perímetro dispone además de un dispositivo de video vigilancia y de personal de seguridad para aumentar la protección. Y por supuesto, el acceso a los datos también está protegido de manera informática. De hecho, únicamente el personal autorizado posee el código de acceso que permite conectarse al sistema informático.

Todos los datos que Fujifilm recibe de sus clientes, independientemente del modo o formato en el que sean enviados, se transportan de manera física, mediante soportes de almacenamiento amovibles, al núcleo de su data center. De esto modo sus clientes pueden decidir enviar directamente sus soportes de almacenamiento cuando tienen grandes volúmenes de datos y no disponen de un ancho de banda suficiente que permita transmitir esas cantidades en un tiempo razonable, o bien, pueden utilizar el Appliance proporcionado por Fujifilm Archive Services, conectado a su red LAN, para enviar sus datos vía internet.

Los datos que se reciben vía internet son almacenados en cartuchos LTO, un soporte amovible y seguro, que permite transportar los datos a la unidad de gestión ubicada en el núcleo central de su data center, evitando cualquier tipo de contaminación antes de su almacenamiento.

De hecho, Fujifilm garantiza la máxima seguridad durante todas las etapas del proceso: transmisión de datos, su gestión, almacenamiento y por supuesto, para el acceso a los datos almacenados.

La solicitud de recuperación de archivos debe gestionarse a través del portal Appliance, cuando los datos han sido transferidos mediante este dispositivo o bien vía el portal Web, cuando los datos se han enviado físicamente a través de determinados soportes de almacenamiento.

Una vez registrada la solicitud en el portal, éste genera un PDF en el que se detalla el servicio
solicitado. El PDF deberá ser firmado por la persona autorizada y enviado a Fujifilm Archive Services para que la solicitud pueda llevarse a cabo. Su equipo técnico no realizará ninguna operación sin haber recibido previamente el PDF debidamente firmado por la persona acreditada. Tan pronto se acredite y confirme dicha solicitud un operario técnico autorizado de Fujifilm deberá entrar físicamente en el núcleo central de gestión del data center para acceder a los datos solicitados y en función del tamaño de los ficheros solicitados y de las exigencias del cliente, copiarlas en determinados soportes de almacenamiento para ser enviados de manera física o bien, prepararlos para que los datos puedan ser enviados a través de la red mediante el protocolo ESFTP, que permite la transferencia de archivos de manera segura.

Los datos de sus usuarios quedan, por consiguiente, bien protegidos contra amenazas como hackers, virus o, incluso intrusiones físicas. Esta es la razón principal por la que el usuario únicamente tendrá acceso online al índice de los datos almacenados en nuestro data center.

Fujifilm Barium Ferrite

Gran accesibilidad

Para almacenar un gran volumen de datos, cualquier usuario que utilice la tecnología de cinta o de disco duro para realizar su backup, hará uso de un software de almacenamiento para realizar dicha tarea. Es cierto que cuando se tienen pocos ficheros a almacenar este trabajo puede realizarse de forma manual pero cuando el número de ficheros a archivar llega a tal punto que resulta inmanejable realizar una gestión manual del almacenamiento, o incluso, cuando el usuario prefiere tener automatizado todo el proceso de almacenamiento de datos independientemente de su volumen, es evidente que se recurrirá a un software de almacenamiento para gestionar el almacenamiento de forma totalmente automatizada.

Actualmente vivimos en un entorno informático muy competitivo en el que los desarrolladores de software crean a diario nuevas herramientas y aplicaciones para justificar el precio de sus softwares y poder diferenciarse de la competencia. Las compañías que desarrollan este software intentan convencer a sus usuarios sobre la eficacia de su producto creando un formato único que aporte un valor añadido.

La desventaja de estos formatos, conocidos como “formatos propietarios”, es que, para poder acceder a los datos de origen, el usuario deberá leerlos con el software de almacenamiento que se haya utilizado para archivarlos. En algunos casos, no es suficiente tener el software adecuado para leer los datos, sino que es necesario disponer de la versión correcta para poder leerlos. De hecho y como norma general, los softwares se perfeccionan regularmente para adaptar su eficacidad a las nuevas necesidades de los usuarios y al desarrollo tecnológico. Es posible que dos versiones de un mismo software no sean totalmente compatibles si el lapsus de tiempo entre ambas es demasiado amplio.

Es evidente que esto no es compatible para un archivo a largo plazo. Con el objetivo de poder asegurar al usuario un almacenamiento de datos a largo plazo sin que éste deba mantener un software de almacenamiento durante todo el periodo que deba conservarse el archivo, la solución Appliance de Fujifilm, gracias al software integrado en el servidor del dispositivo que se pone a disposición del usuario al inicio del servicio, permitirá el archivo automático de los datos sin necesidad de ningún otro software de almacenamiento. De este modo, el usuario no se verá confrontado al problema de lectura de datos escritos en un formato propietario.

Así, cuando el usuario solicite una recuperación de los datos almacenados en nuestro data center, los recuperará con el mismo formato de origen con el que los grabó. Es decir, si el usuario almacena una foto en formato « .jpeg », la recuperará bajo el mismo formato. Los ficheros aparecerán como se visualizan en un pendrive al conectarlo al puerto USB de nuestro ordenador.

El dispositivo Appliance de Fujifilm tiene dos modos de configuración en función del nivel de automatización de archivado que se desee.

Para un almacenamiento automático, basta con escoger la solución Fujifilm Appliance en modo pasivo. Se trata de un modo de archivo totalmente automático utilizado para almacenar los datos directamente desde sus servidores con una conexión NFS o CIFS. El dispositivo únicamente accederá a los servidores registrados en la interfaz. Una vez instalado el dispositivo y determinados los parámetros de almacenamiento, no deberá destinar ni un minuto más al archivo de datos.

En modo activo, el Appliance se configura como destino de almacenamiento. Cada usuario, ya sea de forma manual o automática, irá almacenando los datos que desea archivar en nuestro data center en la memoria interna del dispositivo. Esta memoria puede ser utilizada, también, como un NAS. De hecho, se pueden usar ambos modos simultáneamente.

Sin formato propietario

Para liberar a los usuarios de estas costosas restricciones de uso, Fujifilm ha escogido un formato neutro, el formato TAR para archivar los datos de los usuarios que almacenan sus datos en su data center. Este formato, junto con el formato LTFS, forma parte de los llamados formatos neutros, ya que la mayoría de softwares utilizados para la lectura de datos de estos formatos son gratuitos. El formato TAR, es un formato “abierto” también llamado “libre” que no pertenece a nadie en concreto y no ha evolucionado desde hace más de 30 años. Por lo tanto, desde Fujifilm aseguran que sus softwares de lectura no van a ser desarrollados de nuevo y que éstos permanecerán invariables a lo largo de los años.

Trabajar con un formato abierto aporta una mayor garantía y seguridad a los usuarios que utilicen nuestros servicios de almacenamiento al saber que podrán leer sus datos almacenados en nuestro data center incluso al cabo de muchos años.

Fujifilm Archive ServicesRecuperación total de los datos almacenados

Las principales ventajas de trabajar con un archivo externo son la flexibilidad y escalabilidad que aporta la solución, permitiendo que el usuario se olvide de los costes asociados de tener una infraestructura informática propia, tanto a nivel de hardware como de software, con los mantenimientos y actualizaciones
de firmware necesarios con el paso del tiempo, además de las repercusiones de un posible error de estimación de crecimiento de su capacidad que podría exigir en función de su arquitectura informática
una nueva inversión en hardware.

De hecho, Fujifilm Archive Services ha sido diseñada desde un inicio para poder crecer y adaptarse al ritmo y a las necesidades de cada usuario. Dispone de recursos suficientes y disponibles, de manera
inmediata, para ofrecer una solución de archivo externa totalmente escalable, ya sea a corto o
largo plazo.

En general, los usuarios que optan por el cloud como solución de almacenamiento de datos externalizada para sus empresas tienen una lista de condiciones indispensables que todo proveedor de este servicio debería cumplir, como podrían ser el nivel de seguridad y de accesibilidad a los datos, y otras de altamente deseadas que acabarán por hacer decantar la balanza hacia un proveedor de servicio u otro.

Los usuarios familiarizados con soluciones de archivo externo en la nube, se preguntan, siempre, cuál será el nivel de respuesta de su proveedor de servicio ante una solicitud total de recuperación de datos, ya sea por la necesidad de recuperar un desastre, o bien, por el deseo de cambiar de proveedor de servicio, o incluso, de solución de almacenamiento.

Todo usuario que almacene parte o la totalidad de los datos de su empresa en la nube, necesitará que el proveedor de este servicio le asegure que podrá recuperar la totalidad de sus datos en caso de necesidad, sin tener que realizar una inversión importante, ya sea a nivel de ancho de banda o de un coste asociado a la solicitud de recuperación de datos en función del volumen solicitado.

Para Fujifilm la accesibilidad a los datos almacenados debe garantizarse totalmente independientemente que la solicitud contemple una recuperación parcial y puntual de los datos, o una recuperación total que pueda, incluso, poner fin a la colaboración entre ambas partes.

Fujifilm proporciona al usuario una solución cómoda y fácil de uso para poder acceder a sus datos en todo momento.

De hecho, el usuario tan solo necesita procesar la solicitud de recuperación total de datos a través del portal para que nuestro equipo técnico pueda procesar dicha petición y enviarle el juego de cartuchos de cinta LTO que le pertenece.

Para asegurar el máximo nivel de seguridad a los usuarios, todos los datos archivados en el data center de Fujifilm disponen de una doble copia de datos en cinta ubicada en una otra ubicación. Esta segunda copia se sitúa en un bunker militar reacondicionado por Fujifilm que dispone además de toda la infraestructura informática y conexiones necesarias para poder funcionar como un data center propiamente dicho para que nuestros clientes puedan recuperar los datos también desde esta segunda ubicación si por razones inesperadas el data center primario dejara de funcionar temporalmente.

Además, como Fujifilm Archive Services almacena los datos de cada cliente de forma totalmente separada durante todas las etapas del proceso, desde la recepción de datos hasta su archivo final, la localización de los datos almacenados de un cliente por parte del equipo técnico de Fujifilm es una tarea muy sencilla que permite la rápida localización y recuperación de datos para un usuario.

Evidentemente si el cliente no dispone de un drive de cintas para poder leer los cartuchos LTO que se le enviaría rápidamente, puede solicitar otro soporte de almacenamiento que le sea más conveniente.

Gracias a la extensa experiencia en materia de almacenamiento y como líder de fabricación de cintas magnéticas destinadas al almacenamiento de datos, Fujifilm ofrece al mercado una solución cloud de alta gama totalmente diseñada y gestionada por su equipo técnico, con un nivel de seguridad óptima y una accesibilidad a los datos que se adapta a la necesidad de cada usuario.

De hecho, no existe ninguna subcontratación de servicios por parte de Fujifilm. Todo el proceso de almacenamiento, desde la recepción de datos, a la gestión del archivo, queda controlado por su equipo técnico. El equipo de Fujifilm Archive Services toma el relevo, tan pronto los datos son transferidos a su data center.

Además, con el objetivo de ofrecer una mayor tranquilidad a nuestros usuarios, Fujifilm tiene siempre técnicos disponibles para poder atenderlos, solucionar dudas o gestionar cualquier tipo de incidencia que pudieran tener para que, en definitiva, los usuarios puedan dormir tranquilos mientras Fujifilm se ocupa del resto.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 12 Feb, 2019
• Sección: A fondo, Almacenamiento