it:lang="it-IT"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2019/12/17/las-lentes-cooke-minis4-i-y-la-camara-red-helium-capturan-imagenes-unicas-para-seven-worlds-one-planet/

El director de fotografía Mark MacEwen viajó desde la Antártida hasta el Congo con para filmar espectaculares tomas para la nueva serie de BBC.

Seven Worlds, One Planet (Foto: Rob Hawthorne)

El director de fotografía Mark MacEwen viajó miles de kilómetros con un conjunto de objetivos Cooke miniS4/i y una cámara RED Helium para filmar secuencias seleccionadas que aparecen en la última serie de la BBC, Seven Worlds, One Planet. La serie, que visita los siete continentes para documentar la vida salvaje única que se encuentra en cada uno de ellos, comenzó a emitirse en el Reino Unido el pasado mes de octubre.

MacEwen reconoce que “las filmaciones de alta gama de fauna y flora salvajes son una mezcla de colaboración e intuición individual. Debido a que estamos filmando animales, normalmente cuantas menos personas estén presentes, mejor… La oportunidad de capturar el comportamiento tiene lugar de forma individual y depende del ojo del director de foto. La parte colaborativa se encuentra a menudo en la planificación y en las discusiones continuas de la historia. Las cosas se desarrollan y cambian todo el tiempo en la naturaleza y a menudo la historia que te propones filmar cambia, o encuentras algo mejor o diferente. Y es entonces cuando la parte colaborativa toma forma y es una parte del proceso que realmente disfruto. Rebotar ideas y construir la historia es donde ocurre gran parte de la creatividad”.

Este director de fotografía, que cuenta con más de 20 años de experiencia en cinematografía de fauna y flora silvestres, eligió los objetivos miniS4/i para sus secuencias con el fin de conseguir el ‘Cooke Look‘ en una forma más pequeña y ligera.

Seven Worlds, One Planet (Foto: Rob Hawthorne)“He usado lentes Cooke antes y siempre me han encantado. El aspecto de las lentes Cooke lo hace todo por mí, y la forma en que separan el sujeto, el fondo y el resplandor es la forma en que veo el mundo. También me gusta la forma en que trabajan con los sensores digitales; para mí, sólo ayudan a quitarle un poco de la ventaja digital a la cámara y a mantenerla con un aspecto más orgánico y natural”, afirma.

“Los miniS4/i’s eran estupendos, ya que su tamaño y peso me permitían utilizarlos no sólo para el trabajo con trípodes, sino también para el trabajo con gimbales de mano donde tengo que sostener el equipo MōVI Pro durante horas, siguiendo a los animales que esperaban el momento adecuado o un poco de comportamiento. La calidad de su diseño también es asombrosa y funciona muy bien con el follow focus”.

El juego de ópticas empleado incluía las distancias focales de 18mm, 25mm, 40mm, 50mm y 135mm. “Para mí, los objetivos de 40 mm y 50 mm eran los que más utilizaba”, explica MacEwen. “Me dan una distancia focal suficiente para crear una separación del fondo y cortar más fácilmente entre la lente larga y los prime. Además, las distancias focales más largas son más útiles para filmar animales salvajes, ya que a menudo el problema es acercarse lo suficiente a los sujetos”.

Las condiciones de iluminación han sido de lo más variadas, desde la filmación de gorilas de tierras bajas en las selvas del Congo hasta la caza de elefantes marinos en la Antártida, pero MacEwen quedó impresionado con la forma en que las lentes miniS4/i lo captaron. “El uso intensivo de la retroiluminación es frecuente. En las junglas hay mucho contraste y poca luz, luego sombras muy fuertes con manchas brillantes de sol, incluso los sistemas de cámaras modernos luchan con ello, así que si el objetivo puede ayudar con el contraste o ayudar artísticamente con el flare, eso hace toda la diferencia”, dijo.

Seven Worlds, One Planet (Foto: Rob Hawthorne)

RED Helium

La serie se ha rodado con la cámara RED Helium, que MacEwen elogia por su versatilidad: “La velocidad de fotogramas, la resolución y el tamaño significan que podemos usarla como una cámara de lente larga, colocarla en pequeños soportes de mano o en sistemas de helicópteros más grandes como el GSS/Shotover/GSS. También tenemos la capacidad de usar pre rolls y así sucesivamente, lo cual es una gran ventaja cuando se trata de filmar cosas que sólo pueden ocurrir una vez”.

Una escena en particular de la serie queda grabada en la memoria de MacEwen. “Filmé elefantes marinos luchando en la Antártida. Quería intentar que las secuencias se sintieran y se vieran diferentes a otras que ya se habían rodado, pero son un reto para la película: gigantescos monstruos de hasta 5,5 metros de largo y 3,6 toneladas. Miles de ellos se presentan en época de apareamiento y los machos se preparan para luchar por su derecho a la reproducción”, recordó.

“Utilicé el miniS4/i en un gimbal para intentar meterme entre ellos, capturar la sensación del combate y controlar de forma creativa la escena visual. Pero no es fácil moverse entre estos monstruos. Frecuentemente tenía que saltar fuera del camino cuando un animal atacaba a otro, mientras que otros atacaban a través de ti para escapar. Es uno de los lugares más increíbles en los que he estado”.

Sin embargo, no todos los desafíos son provocados por animales grandes. “Me han atacado leones, elefantes, gorilas y elefantes marinos, todos a pie, por nombrar algunos, pero hay una criatura que para mí los supera a todos: la abeja sudorosa. Es pequeña pero se encuentra en grandes cantidades y es atraída por el sudor, por lo que es en gran medida inevitable”.

Ti è piaciuto questo articolo?

Iscriviti al nostro RSS Feed e non ti perderai nulla.

Altri articoli su , ,
Di • 17 Dec, 2019
• Sezione: Accessori, Bacino, tv, produzione televisiva