Kodak actualiza su gama de productos con el negativo color, Vision3 5213/7213 y el intermediate digital color 5254/2254, optimizado para trabajar con los actuales workflow en postproducción con filmadoras tanto láser como CRT, láser y LED. Por otra parte, aunque el anamórfico a cuatro perforaciones es el estándar de oro en la industria, Kodak ha dado a conocer cómo el trabajo con dos y tres perforaciones en 35mm es una muy buena alternativa económica para reducir costes de producción.

Kodak ha presentado hoy en Madrid, y el 17 en Barcelona, dos nuevas películas pertenecientes a su familia de productos Vision3. Estas actualizaciones incluyen un negativo color y un intermediate digital color optimizado para trabajar con los actuales workflow en postproducción.

El negativo color Vision3 5213/7213 es una película de sensibilidad 200 equilibrada para tungsteno. Presenta una latitud ampliada, permitiendo a los directores de fotografía registrar más detalles de las altas luces y ofrecen un grano más fino para que las imágenes parezcan naturales en las zonas más oscuras. La emulsión ha sido diseñada de forma óptima para interiores controlados y exteriores arriesgados de alto contraste. Presentada en todos los formatos, los cineastas que ya han tenido posibilidad de probar el nuevo negativo han reseñado que registra blancos más limpios y tonos negros más profundos, ofreciendo una mayor latitud y proporcionando más rica saturación de color y tonos de piel más naturales.

Película intermedia

Por su parte, la nueva 5254/2254 está diseñada para su uso con filmadoras de películas modernas, tanto láser como las CRT que aún se utilizan en el mercado.

Las características de imagen de esta nueva película intermedia mejoran la velocidad y eficiencia de la postproducción ID, mientras reproducen imágenes sensiblemente más definida. Este nuevo intermediate mantiene el grano de la película 2242, aunque supera la respuesta de color. El beneficio principal es lograr una respuesta de colores vivos en la impresión de la emulsión química, y no una respuesta manipulada digitalmente.

Es de destacar que Kodak ha trabajado con Lasegraphics para optimizar la nueva Vision3 5254/2254 para grabadoras CRT. El resultado es una exposición espectacular a gran velocidad y una respuesta más lineal en las altas densidades. Los usuarios pueden así beneficiarse de inmediato de este aumento de la velocidad de exposición sin necesidad de nuevos equipos. Para lograr este objetivo, los investigadores de Kodak han desarrollado un conjunto de colorantes sensibilizadores que permiten mover los valores máximos de sensibilidad de las emulsiones para igualar más estrechamente las longitudes de onda generadas por las fuentes luminosas CRT, láser y LED empleadas por las filmadoras actuales. Estos nuevos colorantes han permitido mejorar la sensibilidad espectral de los tres tipos de fuentes luminosas, a pesar de que cada una de ellas produce longitudes de onda algo diferentes. Esta tecnología ha permitido a Kodak trabajar con un grano más reducido.

Estudio comparativo

Kodak ha dado a conocer un estudio comparativo de costes que ha llevado a cabo con la colaboración de varios laboratorios madrileños, comparando un trabajo con 2, 3 y 4 perforaciones con intermediate digital y un rodaje en 35mm con corte de negativo. Según este estudio, un rodaje en 35 mm puede suponer un 35% de ahorro en coste de laboratorio y película con respecto a un trabajo sobre 4 perforaciones, un 20% con dos perforaciones y el 12% con tres.

La mayoría de las películas se han rodado tradicionalmente en cuatro perforaciones, aunque se está extendiendo en los últimos años las tres perforaciones y ahora Kodak propone un trabajo a dos perforaciones, con un ahorro de hasta el 50%, pudiendo además rodar tomas más largas sin la limitación del chasis.

Aunque el anamórfico a cuatro perforaciones es el estándar de oro en la industria, el trabajo con dos y tres perforaciones en 35mm es una muy buena alternativa para reducir costes de producción.

Jesús Haro, responsable técnico de Kodak, ha destacado que los laboratorios y empresas se servicios de postproducción ya han adaptado sus instalaciones a un flujo de trabajo con dos perforaciones, tanto en escáner como en telecine. Por su parte, los fabricantes también han considerado este nuevo entorno de trabajo con propuestas como la 235 y ARRICam (tanto Lite como Studio) de ARRI, la Millenium de Panavision o la nueva Penelope de AAton. Todos ellos están apostando por la captura cinematográfica a dos perforaciones sin comprometer la calidad.



Être Sociable, partagez !

Est-ce que vous avez aimé cet article ?

S'abonner à notre Flux RSS et vous ne manquerez pas n'importe quoi.


Autres articles sur , , ,
Par • 15 Jun, 2010
• Section : Haute définition, Je suis étudiant