es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2010/06/02/la-television-por-internet-el-signo-de-los-tiempos/

Raúl De la Cruz-Linacero, CEO de Vivocom, sostiene en esta Tribuna que se denomine de una forma u otra, televisión por Internet, web tv, vídeo sobre IP o agregadores de contenidos audiovisuales…, las cifras hablan por sí mismas. Y es que, independientemente de que el contenido audiovisual provenga de un usuario particular o de una empresa, la cuestión es que la tecnología ha hecho evolucionar el modelo tradicional de televisión.

blank

El 42% de los internautas españoles afirma ver la televisión a través de su ordenador¹, cerca del 60% de la población estadounidense navega por Internet, al menos una vez a la semana, mientras ve la televisión² y en el ámbito específico de la IPTV, en Europa Occidental continuará creciendo a un ritmo anual del 19% hasta 2014, año en el que se calcula que 20,3 millones de hogares vean algún canal de esa forma³. Y es que la Generación Y, también conocida como Generación de Internet, nacida en los años 80 y 90, es la que define el actual panorama de los medios de comunicación, incluido el medio “reina”, la televisión, que se ha adaptado a los nuevos tiempos, es decir: Internet.

Se denomine de una forma u otra, televisión por Internet, web tv, vídeo sobre IP o agregadores de contenidos audiovisuales…, las cifras hablan por sí mismas. Así, por ejemplo, el número de vídeos vistos a través de IPTV durante los primeros cuatro meses del año asciende a 36,8 millones, frente a los 4,3 millones de 2005, según datos de ComScore. Y es que, independientemente de que el contenido audiovisual provenga de un usuario particular o de una empresa, la cuestión es que la tecnología ha hecho evolucionar el modelo tradicional de televisión. Sin embargo, el objetivo sigue siendo el mismo: agregar contenido para conseguir audiencia y, de este modo, obtener ingresos publicitarios.

Este enfoque ha funcionado durante los últimos 50 años, pero ahora las exigencias de las nuevas audiencias están haciendo que se tambalee. Por eso, las cadenas tradicionales, aunque tarde, han reaccionado y ya emiten también a través de Internet, sin embargo, ahora tienen innumerables competidores porque sus espectadores y anunciantes han puesto en marcha sus propios canales de televisión on line. Así, el éxito, por ejemplo, los canales de empresas e instituciones ha descolocado los modelos tradicionales. Y es que, según un estudio de la agencia Ymedia, más de once millones de personas en España ven la televisión y navegan por Internet a la vez. ¿No sería más fácil hacerlo en una misma pantalla? Muchos ya han optado por hacerlo así.

blankSon muchos ya los organismos, privados o públicos (Cruz Roja, Paradores, El Corte Inglés, BBVA, Endesa, Turismo de Sevilla,…), que han puesto en marcha canales de televisión en Internet con contenidos informativos, formativos o de entretenimiento a la carta, que dejan en manos del internauta la elección de lo que quiere ver, cuándo desea hacerlo e incluso en qué soporte hacerlo (el auge de los dispositivos móviles es evidente).

Y es que, para las empresas, la puesta en marcha de un canal de televisión on line es sencilla si la deja en manos de una empresa con experiencia demostrada en los tres pilares de una televisión por Internet sostenible: tecnología, contenidos y gestión inteligente.

Tecnología que permita sacar el máximo partido de las capacidades de televisión líneal y de televisión a la carta, de emisiones en directo y de emisiones en diferido, de vídeo streaming o de descargas de vídeo, de televisión “en cerrado” y televisión “en abierto”, de televisión basada en publicidad y también de televisión basada en el comercio electrónico.

Contenidos que permitan interesar, atraer y fidelizar a un público objetivo, del nicho de mercado correspondiente.

Y, por último, inteligencia de negocio que permita diseñar y desarrollar un modelo de negocio o de comunicación sostenible en el tiempo.

En definitiva, la televisión por Internet supone para las empresas e instituciones una vía adicional de estrechar vínculos con sus clientes, haciendo su oferta más atractiva y accesible. Por todo ello creo que estamos ante un futuro prometedor en el que vamos a disfrutar, y de hecho ya lo estamos haciendo, de una tecnología que permite aprovechar el máximo partido de las capacidades de televisión lineal y de televisión a la carta, de emisiones en directo y de emisiones en diferido, de vídeo streaming o de descargas de vídeo, de televisión «en cerrado» y televisión «en abierto», de televisión basada en publicidad y también de televisión basada en el comercio electrónico.
(Fuentes: ¹Fuente: Orange/Barlovento, ²Nielsen, ³Forrester)

blank

Raúl De la Cruz-Linacero

CEO de Vivocom

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 2 Jun, 2010
• Sección: IP, Tribunas