es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2014/01/10/akg-k812-auriculares-de-referencia-superior/

Considerados como una de las mejores creaciones en los 65 años de AKG, suponen el zenit de los auriculares dinámicos con imanes de 1,5 Tesla.

AKG K812

Diafragmas de 53 mm, una sofisticada construcción abierta e imanes de 1,5 Tesla (récord mundial), son algunas de las características que colocan a los K812 de AKG en el zenit de los auriculares dinámicos. Su rápida respuesta impulsional, así como su rango de frecuencias de 5 Hz a 54 Khz son más bien propios de productos electroestáticos que de auriculares dinámicos. Con un precio de venta recomendado de 1.199 euros, los K812 están indicados para trabajos de mezcla y mastering, así como para amantes del hi-fi high end.

Tras cinco años de investigación, los K812 han nacido para convertirse en un producto de relevancia histórica en la trayectoria de AKG. Estos auriculares han hecho correr ríos de tinta desde que sus características se dieron a conocer el pasado mes octubre, en el certamen AES 2013 celebrado en Nueva York. Destacan en particular los imanes de 1,5 Tesla. Esta intensidad de flujo magnético era hasta hace poco impensable en unos auriculares, y el récord anterior, alcanzado por una reputada marca alemana, estaba en 1 Tesla. Es evidente que los austriacos de AKG han superado holgadamente dicha marca. Los imanes son parte vital del “motor” de generación de sonido, que son las cápsulas dinámicas en este caso. Un iman potente es clave para alcanzar una buena sensibilidad y respuesta en transitorios, y en este caso estamos ante un producto sin rival.

Las cápsulas de los K812 cuentan con diafragmas 53 mm (los más grandes que AKG ha desarrollado hasta la fecha). Su capacidad para mover el aire es muy elevada, paliando así el bajo nivel de graves que se suele encontrar en los auriculares de tipo abierto. Si bien es cierto que los diseños cerrados ofrecen en general un buen nivel de graves con diafragmas mucho más pequeños (y un grado de aislamiento que muchas veces es necesario), lo hacen a base de resonancias y a base también de realzar determinadas frecuencias sobre el resto (tal como haría un altavoz bass-reflex), alejándose así del ideal de una referencia neutra. El conjunto transductor de los K812 se complementa con bobinas ultra ligeras de doble capa.

AKG K812

Construcción

A nivel de construcción, las copas son totalmente abiertas, confeccionadas en una rejilla acústicamente transparente, para evitar las resonancias antes citadas y ofrecer una escena sonora realista. La banda de ajuste está confeccionada en una combinación de piel auténtica y tejido ventilado, mientras que las almohadillas, creadas siguiendo un sofisticado diseño 3D, brindan el máximo confort. El cable es de tres metros, está construido con cobre libre de oxígeno en un 99,99% y equipado con un conector Lemo extraíble, de gran precisión, para su conexión a los auriculares. En el otro extremo encontramos el clásico conector TRS de 3,5 mm., que puede convertirse en uno de 6,3 mm. con el adaptador suministrado.

Kent Iverson, director de Marketing y Desarrollo de productos en AKG, sostirne que «los K812 no son sólo nuestros nuevos auriculares de referencia, sino que son también un nuevo hito en la carrera tecnológica que hemos llevado a cabo durante 65 años de constante innovación. Los K812 son el resultado de cinco intensos años de investigación, que hemos dedicado a acercarnos lo más posible al auricular perfecto. El nivel de ingeniería e innovación puesto en el K812 excede todos los estándar, y ha dado como resultado el auricular de mejor sonido de la historia de AKG».

La larga historia de AKG en el mundo de los auriculares ha dado productos como el original K120, en 1949, el icónico K1000, presentado para audiófilos en la década de los 80, y los más recientes K701, que presentaron la revolucionaria bobina de cable plano.

Los K812 se sitúan como “buque insignia” de la marca en el terreno de los auriculares, lugar que hasta ahora ocupaban los excelentes K712 Pro. Estos últimos, de reciente aparición, siguen siendo un producto de referencia y una alternativa más económica a los K812.

Los K812 están fabricados en Viena (Austria).

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 10 Ene, 2014
• Sección: A fondo, Audio, Estudio, Radio