de:lang="de-DE"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2021/04/07/abeer-abdullah-saca-partido-ursa-mini-neo-bedouin/

“Tener esta cámara me brindó la confianza necesaria para tomar decisiones creativas, especialmente con relación a los efectos especiales”, subraya Abdullah.

Abeer Abdullah

La cineasta Abeer Abdullah empleó los modelos Ursa Mini Pro 12K y Ursa Mini Pro 4.6K G2 de Blackmagic Design en el rodaje de la película Neo-Bedouin, que formó parte del evento Tech Retreat Supersession, organizado por la Asociación Profesional de Hollywood (HPA).

El film de fantasía y ciencia ficción narra la historia de Khalid, un ingeniero de 35 años que, debido al confinamiento ocasionado por la pandemia, pierde la oportunidad de presentar un nuevo avance tecnológico que podría solucionar la crisis energética mundial. Ante una creciente sensación de claustrofobia entre la tecnología que lo rodea, descubre una caja con un portal que le permite transportarse al desierto y regresar. La película se filmó en Dubái con el modelo Ursa Mini Pro 12K y fue dirigida por Abeer, mientras que Marc Pascual se desempeñó como responsable de fotografía. “Tener esta cámara me brindó la confianza necesaria para tomar decisiones creativas, especialmente con relación a los efectos especiales”, subraya Abdullah.

Abeer AbdullahCuando Joachim ‘JZ’ Zell se puso en contacto con Abeer a fin de que contribuyera con una película al proyecto The Found Lederhosen, la cineasta se mostró entusiasmada de poder formar parte del mismo. “Quería darle un toque del Medio Oriente”, comenta Abeer. “Deseaba mostrar el desierto y la vestimenta típica, además de compartir la cultura de la región”. Pero su objetivo también era que la historia fuera una combinación única entre la tecnología moderna y una experiencia personal. “Pensé en presentar algo nuevo que pusiera de manifiesto el movimiento artístico y científico de la nueva generación aquí en Dubái, así como nuestras ideas, creencias y esperanza en un futuro mejor, y mostrarlo en una película sobre soluciones sostenibles que tuviera relación con nuestro patrimonio”.

Al estar familiarizados con las cámaras y la colorimetría de Blackmagic Design, Abeer y Pascual no tuvieron problema en filmar con el modelo URSA Mini Pro 12K. “He realizado otros proyectos con varias versiones de ellas”, destaca Pascual. “Funcionan muy bien y son consistentes, de manera que sabía exactamente lo que podría lograr con dicha resolución”. En cuanto a la trama, el equipo era consciente de que el rodaje se llevaría a cabo en condiciones extremas, tanto en entornos con poca luz como bajo el sol abrasador del desierto.

“Siempre me ha apasionado la luz natural”, reconoce Abeer, quien insistió en filmar varias escenas realizando una transición entre el día y el atardecer. “Sin embargo, todos sabemos que los exteriores presentan varios desafíos. Debía tomar decisiones creativas rápidamente, mientras el equipo se esforzaba por controlar el cambio constante en los ángulos, balancear los blancos y seguir continuamente la trayectoria del sol. A pesar de ello, las cámaras de Blackmagic me inspiraron confianza, porque sabía hasta dónde podíamos llegar con la imagen y cómo respondería la colorimetría”.

Neo-bedouin

Condiciones extremas

Para la apariencia de la película, era fundamental que se adaptaran al cambio constante de las condiciones, no solo respondiendo a las variaciones lumínicas, sino también acompasándolas. “Marc y yo exigimos lo máximo del rango dinámico de la cámara durante un plano de situación de un pueblo abandonado en el medio del desierto. Quedamos satisfechos con la representación perfecta de los detalles a medida que cambiábamos la exposición”.

Aunque la película se filmó con el modelo Ursa Mini Pro 12K y la versión G2, la clave fue aprovechar dicha resolución para mejorar la calidad de los efectos visuales. Sin embargo, contar con la posibilidad de grabar a una definición tan alta en cualquier momento les permitió ser más creativos. “Durante el rodaje, decidí filmar un plano general amplio del personaje principal sentado en una silla en una habitación blanca”, indica Abeer. “En la posproducción, se me ocurrió rodearlo con imágenes de la ciudad y agregar el movimiento de los automóviles en las paredes blancas. Poder pasar de la fotografía principal directamente a la toma con efectos visuales facilitó mucho la tarea”.

The Found Lederhosen incluye cinco cortometrajes y un documental, y se exhibió durante la Supersession, un evento de dos días que formó parte del HPA Tech Retreat y que exploró de manera interactiva las dinámicas de trabajo y la tecnología de múltiples producciones en todo el mundo. Los responsables de la película, supervisados por Joachim ‘JZ’ Zell, destacaron ejemplos de las distintas herramientas empleadas. Más de 200 artistas trabajaron remotamente para finalizar los proyectos durante los confinamientos impuestos por la COVID-19.

Abeer Abdullah disfrutó de la oportunidad de filmar Neo-Bedouin usando nuevas tecnologías, pero además se identificó con la historia. “Como beduina, provengo de una gran tribu que habita en el desierto de la península arábiga, y fue un placer y un honor compartir esta parte del mundo de manera artística, así como la sabiduría de los hombres y mujeres de esta región que han sobrevivido a las condiciones extremas de la naturaleza para construir un entorno urbano”.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 7 Apr, 2021
• Sección: Cine, Cine / Producción