es:lang="es-ES"
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2011/05/06/quante-qtube-un-autentico-flujo-de-trabajo-creativo-y-eficaz-sobre-ip/

Quantel está revolucionando la forma en la que se crean contenidos de forma colaborativa y remota, incluso a miles de kilómetros. La nueva solución QTube junto al sistema de producción broadcast Enterprise sQ permite trabajar en equipo de forma eficaz entre oficinas en cualquier lugar el mundo. Basándose en un auténtico flujo de trabajo sobre IP, la nueva propuesta de Quantel permite, sin duda, un paso importante en creatividad y eficacia para numerosos entornos de producción.

blank

QTube, la nueva solución de Quantel, está ya trabajando en pruebas en fase beta en varios clientes, estando previsto que a finales de mayo salga a la luz la primera versión comercial de este sistema que permite crear contenidos de forma colaborativa y remota, incluso a miles de kilómetros. Pensado inicialmente para informativos y deportivos, también tiene una fuerte aplicación en producción remota de programas e, incluso, en postproducción y contribución remota abriendo un sinfín de ámbitos de trabajo.

La principal ventaja de QTube es contar con un flujo de trabajo global y deslocalizado que permite la edición desde cualquier sitio (con el único requisito de contar con acceso a Internet) tanto de material grabado como de media que se esté ingestando en vivo en ese mismo momento. Y es que QTube logra continuar ingestando material sin tener que cerrar el fichero sobre el que se trabaje, actuando si se desea sobre el material en vivo.

Otra ventaja clave del sistema es que trabaja con precisión al fotograma, un aspecto fundamental en ciertas aplicaciones que requieren rapidez o alta precisión como en postproducción. Al terminar la edición una edición, la pieza o nota terminada está ya lista para su emisión desde cualquier lugar.

Por otra parte, es posible añadir contenido local y a su vez mezclar este material con lo alojado previamente en cualquier servidor remoto o central. Un periodista podría así grabar una noticia en local y montarla aprovechando el material en los servidores de la central o de una agencia… aunque esté en el extremo opuesto del mundo.

blank

Configuraciones

QTube es un sistema tan flexible que son numerosas las posibilidades que otorga dependiendo del fin al que se destine. Una de sus aplicaciones sería la típica sede central que sirve a las regiones o corresponsalías en cualquier parte trabajando con material que no necesariamente tiene que estar grabado sino ingestándose en vivo.

Otro entorno típico lo constituyen las unidades móviles. El material editado en lugar de generarse en la central podría generarse directamente en la propia móvil y es desde la central donde se revisa lo editado y se empaqueta o enriquece con grafismo avanzado o una edición de alto nivel. En este caso, sería posible no llevar todo el material a la central por, ejemplo de un partido, y mediante QTube seleccionar imágenes determinadas y preparar highlights o personalizar resúmenes.

Por último, otro entorno marco guarda relación con el almacenamiento en nube. Esto implicaría que el material no solo esté centralizado sino que exista una virtual a la que cualquier usuario, según privilegios, pueda acceder.

Por poner solo algunos prácticos de estas aplicaciones, podríamos citar el rodaje de una producción semanal de ficción remoto en un lugar remoto en la que la edición del material se lleva a cabo en la central de forma remota accediendo a la media que desde la misma localización se esté ingestando.

Otro ejemplo lo encontraríamos en retransmisiones deportivas. ¿Para que tener decenas de cabinas desaprovechadas la mayor parte de la semana para que solo dos o tres días a la semana se utilicen para apenas visionar y minutar material cuando con QTube podría hacerse desde cualquier PC en cualquier parte del mundo? o ¿para qué desplazar a un especialista en un deporte minoritario a miles de kilómetros cuando remotamente podría desde su propia casa visionar, seleccionar y editar material e, incluso, locutarlo e incluirle metadatos?

Visionado, logging y aprobación de piezas o notas), cobertura de grandes eventos deportivos en los que se generan cientos de horas de material, carga de contenidos deslocalizada, control de calidad, búsqueda de archivo, gestión de media… son solo otras de las aplicaciones que permite QTube.

blank

blankLa tecnología

Muy lejos de la idea de que Quantel solo cuenta con soluciones de «élite y caras», en esta ocasión apuesta por una tecnología abierta y universal en un entorno en Internet. Gracias a QTube podemos visionar y añadir metadatos, sin utilizar ninguna otra aplicación de Quantel. Con un browser cualquier cargamos una App de Silverlight y con esa Open API podríamos visionar e incluir metadata y, por supuesto, editar en este caso sobre el editor sQ Cut sin salir del mismo entorno.

En la primera versión comercial, QTube necesita contar con un servidor de Quantel para la ingesta de video, ya que su modo especial de funcionamiento que divide la señal en fotogramas individuales permite generar una identidad a cada uno de ellos, a la vez que se hace uso del browser en H264 incorporado en el servidor. Para futuras versiones, Quantel tiene previsto dar soporte a cualquier servidor de cualquier fabricante que sea capaz de proporcionar su contenido media como ficheros MXF.

El corazón de QTube es el VQFS (Virtual Quantel Files System), un virtualizador que muta los ficheros para convertirlos de forma virtual a cualquier otro formato o resolución para presentarle al web server los ficheros que se demanden. Además, todo el proceso se basa en un web server normal que, gracias a la tecnología Microsoft IIS, sale en smooth streaming con seguridad, aprovechando al máximo el ancho de banda disponible y en un entorno 100% seguro.

Hay que destacar el «secreto» del QTube es que los ficheros son siempre virtuales, trabajan sobre demanda según las necesidades de ancho de banda para mover la media.

El VQFS crea un manifiesto XML con el contenido de la base de datos y las consultas, facilitando así la edición remota ya que el material únicamente se movería físicamente a la hora de general el fichero para emisión.

Asimismo, por utilizar Quantel, contaríamos con la tecnología Delta Editing por lo que solo mandaríamos de vuelta al servidor aquellos componentes que no estén en él. Esto permitiría, por ejemplo, poder llevara cabo efectos avanzados de forma remota enviando únicamente las órdenes para que «beban» del contenido local respetando las EDL y los metadatos enviados.

blank

¿Cómo trabaja?

QTube trabaja de una forma intuitiva y rápida. El usuario únicamente deberá acceder a la central o a la delegación (identificadas mediante una IP) a través de un browser normal, buscar el material con ayuda de los metadatos y acceder a las imágenes almacenadas o que se estén ingestando en ese momento. Incluso, podríamos acceder a media que está en diferentes localizaciones. Por ejemplo, un corresponsal en una ciudad remota podría acceder al archivo central del broadcaster y complementar su trabajo con imágenes de otra corresponsalía o de una agencia aunque esté a miles de kilómetros con solo seleccionar la IP de la que obtener el material.

Este acceso podríamos hacerlo desde cualquier lugar del mundo con acceso a Internet, aunque la conectividad sea muy baja ya que la media en ningún caso «viaja» pues se trata de una edición virtual. Desde Quantel, llegan a afirmar que QTube está tan optimizado que «trabaja en sitios donde Youtube no lo haría por no tener ancho de banda suficiente».

Una vez tenemos el material sobre el que queremos trabajar en la línea de tiempos, podríamos documentarlo de forma intuitiva y ágil.

La edición, con precisión al frame, podemos llevarla a cabo desde Quantel QTube Edit, con esta aplicación en local trabajando sobre el «material virtual» . Se hace una edición, cacheando material en muy baja resolución, y al publicar se elige donde se quiere publicar en el home server o en los aliens servers. Normalmente se haría en el home server, pero al contar con material con varios aliens, y finalmente el material se traspasa al servidor donde se va a publicar.

Una vez concluida la pieza o nota, un transcodificador interno recompone el material a la cadencia elegida (no intraframe sino temporal) enviándolo. Esto permite poder trabajar con máxima rapidez ya que en un entorno informativo, quizás interesa más tener las imágenes listas para su emisión a 5 Mbps que esperar a emitirlas a 100, por ejemplo. En el otro extremo un descompresor recompone el envío, «viajando» únicamente aquel material que no estuviera localmente almacenado. Y siempre, con acceso en cualquier localización a toda la línea de tiempos y sus metadatos.

Para control de calidad, por ejemplo, podríamos ver la pieza finalizada en alta calidad de forma local en el servidor donde se publicó o remotamente con tan solo salvar la edición en la resolución que escogiésemos y accediendo a una URL (IP) en la que seleccionaríamos el clip escogiendo el video bit rate al que queramos descargar en MXF la pieza o nota. Gracias a esta aplicación, QTube podríamos utilizarlo también como transfer FTP para emisión del material desde localizaciones remotas.

blank

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=0VS8TutIc-A[/youtube]

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 6 May, 2011
• Sección: A fondo, Emisión, Gestión de media, PA Destacado (Principal) AM, Postpro