es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2011/06/03/francia-fomenta-las-producciones-cinematograficas-extranjeras/

El atractivo de Francia para la realización de películas extranjeras se vio reforzado en el año 2009 con la introducción fiscal del crédito tributario internacional (TRIP), destinado a todas aquellas producciones nacidas por iniciativa extranjera pero cuya realización (total o parcial) tiene lugar en Francia.

blank

En el año 2010, la industria cinematográfica francesa recaudó un total de 330 millones de euros en ingresos de taquilla, de los que 137 millones correspondieron a películas exhibidas en salas internacionales. Once títulos registraron un mayor número de espectadores en el extranjero que en Francia, sin distinción de género: películas de autor, producciones comerciales y de animación. En ésta rama de la industria, Francia goza de una considerable reputación internacional en lo que se refiere a efectos especiales y a la aplicación de la tecnología 3D, gracias a empresas como Mac Guff, Buf o Mikros.

Francia pone de relieve las producciones procedentes de cualquier parte del mundo en los Festivales de Cannes y del Cine Americano de Deauville. Éste es un país privilegiado para albergar producciones cinematográficas y audiovisuales. Prueba de ellos, son la producción de doscientos largometrajes al año. Además, para su realización se puede contar con los técnicos formados en la Escuela Nacional Superior de Imagen y Sonido (FEMIS), cuyo prestigio es ampliamente reconocido en el extranjero.

Los estudios cinematográficos de las regiones de Île-de France, PACA (Provenza, Alpes y Costa Azul), y de las ciudades de Lille y Lyon están tan magníficamente equipados que pueden acoger cualquier producción de proyección mundial. En cuanto al rodaje en exteriores, el patrimonio paisajístico, histórico y cultural de Francia constituye una baza insuperable.

Y por si fuera poco, la Cinemateca Francesa atesora la mayor base de datos mundial sobre el séptimo arte. Todo un recurso para la restauración y el archivo de cualquier tipo de soporte.

El Instituto Nacional Audiovisual (INA) desarrolla asimismo actividades de I+D, de formación y de producción relacionadas con la imagen y el sonido.

El atractivo de Francia para la realización de películas extranjeras se vio reforzado en el año 2009 con la introducción fiscal del crédito tributario internacional (TRIP), destinado a todas aquellas producciones nacidas por iniciativa extranjera pero cuya realización (total o parcial) tiene lugar en Francia.

La gestión del crédito tributario internacional recae en el Centro Nacional del Cine y de la Imagen Animada (www.cnc.fr), ateniéndose a las premisas técnicas de Film France (www.filmfrance.net).

Desde su puesta en marcha, este instrumento de financiación ha permitido a 31 producciones foráneas (rodajes, animación, efectos visuales digitales…) beneficiarse de un crédito tributario internacional de alrededor del 20% de los gastos. El rodaje total o parcial de doce de ellas tuvo lugar en París, y en otras regiones francesas como PACA, Picardía, Bretaña, y Ródano-Alpes, o el archipiélago de Guadalupe.

Así, el presupuesto para producciones extranjeras se ha quintuplicado en los últimos años (50 millones de euros en 2009 y 2010, frente a los 10 millones de euros de 2008).

Entre los que decidieron rodar en Francia se encuentran la BBC (serie dedicada al “Mago Merlín”), y los cineastas Clint Eastwood (Más allá de la vida), Martin Scorsese (La invención de Hugo Cabret) y Woody Allen (Medianoche en París).

El número de días de rodaje condiciona el índice de ingresos de la región: alquiler de material, alojamiento y dietas del equipo, postproducción, etc… En el año 2010 el total de jornadas de trabajo ascendió a 210, en comparación con las 92 de 2008. En ese mismo período, el promedio de tiempo de rodaje por largometraje pasó de seis a catorce días.

 

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 3 Jun, 2011
• Sección: Cine, Negocios