es:lang="es-ES"
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2012/07/12/la-television-de-pago-se-estanca-en-espana/

Los operadores de servicios de televisión de pago no acusaron la crisis económica en 2011 de una manera tan pronunciada como los de televisión en abierto. Estos operadores consiguieron un ligero aumento en el número de abonados, así como en los ingresos obtenidos, aunque este fue menor que el obtenido en los años anteriores a la crisis económica.

blank

Según el último Informe Económico y Social elaborado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, en 2011, el número de abonados a servicios de televisión de pago en España, sin computar los abonados a tv móvil, ascendió a 4.517.066 (apenas 32.540 más que en 2010).

Por tecnologías, la plataforma de TDT de pago y la de televisión IP vieron aumentada su base de clientes durante 2011; en cambio, la televisión por satélite, la televisión por cable y la televisión móvil vieron la suya disminuida.

Por tamaño, la plataforma líder de televisión de pago en España por número de clientes fue la televisión por satélite Canal+, que, aunque perdió 16.671 abonados a lo largo del año, cerró el periodo con 1,76 millones de clientes.

Después de esta, se situó la televisión por cable que –con una pérdida de 44.429 clientes, que supuso un retroceso del 2,9%– cerró el ejercicio con casi 1,5 millones de abonados.

En tercer lugar por número de suscriptores se situaron los servicios de televisión IP, con 57.564 altas netas y un total de 913.148 abonados a fin de año. Finalmente, en cuarto lugar, se situó el servicio de TDT de pago con 36.076 suscripciones netas en el periodo y un total de 383.738 abonados.

En los últimos cuatro ejercicios se ha observado una tendencia al reparto de abonados entre las distintas plataformas tecnológicas del siguiente modo: la plataforma satelital ha experimentado retrocesos progresivos; el número de abonados a televisión por cable ha mantenido un relativo equilibrio; y el número de abonados a los servicios de televisión IP y de televisión terrestre de pago ha experimentado continuos avances.

A final de 2011, la distribución del número de abonados en las distintas plataformas era como sigue: un 38,9% de los abonados estaban adscritos al servicio de televisión de pago por satélite; un 32,4%, a la televisión por cable; un 20,2%, a las plataformas de televisión IP; y el 8,5% restante, al servicio de TDT de pago.

blank

Penetración de los servicios de televisión de pago

La CMT estima que la penetración de la televisión de pago en España se situó, a finales de 2011 en 9,8 abonados por cada 100 habitantes. Atendiendo a un desglose por plataformas tecnológicas, los servicios con mayor penetración fueron los de televisión por satélite –que a finales de año contaban con una media de 3,8 abonados por cada 100 habitantes–. El segundo medio con mayor penetración fue la televisión por cable, con una penetración del 3,2%, seguido por la televisión IP y la TDT de pago, con penetraciones del 2% y del 0,8%, respectivamente.

En un análisis de las distintas áreas geográficas, la provincia que registró una mayor penetración fue Asturias –con 18,1 abonados por cada 100 habitantes–, seguida de Melilla –con 14,8– y Ceuta con –13,4–. En el extremo opuesto se situaron Cáceres y Lugo con penetraciones de 6,1 y 6,5 abonados por cada 100 habitantes, respectivamente.blank

Número de operadores

2011 fue un año de duros ajustes determinados por la crisis económica. Se cumplió un año de la fusión de dos de los operadores del mercado, Telecinco y Cuatro, al tiempo que se anunció la de Antena 3 y LaSexta (operación pendiente de aprobación final por las autoridades de Competencia).

Además, un nuevo operador de televisión de pago por satélite (Starmax TV) intentó entrar en el mercado. Dicho operador cerró sus emisiones a mediados de año.

Asimismo, en diciembre, cerró la emisión del canal de TDT de pago, Canal+Dos.

Las televisiones autonómicas se vieron afectadas por una fuerte caída de los ingresos por publicidad y por el recorte de subvenciones públicas que algunas comunidades llevaron a cabo. Como consecuencia, en 2011, algunos operadores autonómicos, como el de Castilla-La Mancha, cerraron sus segundos canales y otros, como la Corporación Extremeña, la Corporación Aragonesa, la Radio Televisión del Principado de Asturias o la Radiotelevisó Valenciana prescindieron de la emisión por satélite de sus canales. En el ámbito local, la situación fue semejante y algunos grandes ayuntamientos, como el de Madrid o el de Mallorca, optaron por cerrar sus televisiones municipales como medida de recorte de gastos presupuestarios.

Los operadores de servicios de televisión de pago no acusaron la crisis económica de una manera tan pronunciada como los de televisión en abierto. Estos operadores consiguieron en 2011 un ligero aumento en el número de abonados, así como en los ingresos obtenidos, aunque este fue menor que el obtenido en los años anteriores a la crisis económica.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 12 Jul, 2012
• Sección: Negocios