es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2015/01/12/controles-de-calidad-de-media-en-las-nuevas-redes-de-distribucion-digital-realidad-multi-formato-y-multi-pantalla/

Mientras que hace años las plataformas OTT eran meros pilotos de transmisión de vídeo de baja calidad sobre Internet, hoy en día son vías de difusión alternativas al broadcast con una altísima calidad (en algunos casos hasta 4K). Una instrumentación adecuada ayuda a garantizar la calidad de la experiencia al usuario final.

Hace algunos años, cuando trabajaba en RTVV, el control de calidad de la señal de vídeo se hacía de forma manual de dos formas diferentes: los operadores revisaban visualmente si la calidad de la imagen era buena, es decir: no había congelados ni negros, no se habían colado barras al hacer algún inserto, la imagen era nítida…; o bien, mediante formas de onda y vectorscopios se calibraban los equipos y monitorizaban niveles y fases.

Todo esto se hacía con instrumentación analógica y obviamente no se podían ver ni gamut, ni ancillary data, ni teletexto, ni subtitulado, ni nada por el estilo.

Creo que RTVV no era una excepción en esto. Fue algo muy habitual en todas las cadenas con limitaciones presupuestarias; el poco dinero que tenían lo invertían en la migración a flujos de trabajo sin cintas. ¿Tiene sentido cuando trabajamos sin cintas un forma de onda o un vectorscopio? ¿Cómo se hace entonces el control de calidad? ¿y en la distribución por Internet?

Soluciones en banda base: Rasterizadores y Formas de Onda

Obviamente, este tipo de instrumentación sigue teniendo su utilidad. Hoy en día, no toda la cadena de producción está basada en ficheros. En las instalaciones existen cables SDI y se necesita instrumentación para poner apunto las instalaciones, monitorizar las señales en directo y diagnosticar averías. Los equipos de medida evolucionan y ahora incorporan medidas avanzadas de croma, audio multi-canal, Dolby, ancillary data, subtítulos en varios idiomas, teletexto y diagrama de ojo. En los modelos más avanzados se puede hacer medidas de vídeo multicanal, 3D y 4K. Los fabricantes evolucionan sus equipos e incluyen nuevos chip-sets para aumentar su capacidad de procesado y permitir las nuevas resoluciones del mercado. Todo ello en dispositivos cada vez más pequeños.

Ejemplo de generador y analizador de mano (Foto cortesía de Phabrix)

Soluciones Corporate: HDMI y HDBaseT

HDMI (y su variante para largas distancias HDBaseT) es el rey en las instalaciones “corporate”. Gracias a su señalización EDID, CEC y proyección anticopia (HDCP) también una fuente innumerable de problemas cuando se usa a través de extenders, matrices y distribuidores. Sólo con la instrumentación adecuada podremos diagnosticar el problema.
Soluciones para vídeo Comprimido: Transport Stream, Elementary Stream y Picture Quality.
En los 90 la aparición de la compresión consiguió que el vídeo digital se democratizara. Desde entonces está presente desde la grabación hasta la difusión. Actualmente hay diferentes soluciones en el mercado según el uso.

Transport Stream

Monitores y Analizadores utilizados ampliamente por todos los operadores de red. Permite probar equipos generando MPEG-TS de test y verificar la señalización y hasta incluso calidad de vídeo del diferente equipamiento MPEG. También verifican si los streams analizados son correctos o no.

Elementary Stream

Son equipos capaces de analizar al más bajo nivel los codificadores y ver todo tipo de detalles: tipo de macro-bloques ,bits de cuantificación, vectores de movimiento, etc. Son habitualmente utilizados por los equipos de desarrollo de codecs e investigadores.
Ejemplo de analizador de Elementary Stream (Foto cortesía de Tektronix)

Picture Quality Analyzer (PQA)

Verificar cómo afecta un dispositivo o codec en la cadena a la señal de vídeo no es tarea fácil. Visualmente es muy complicado recordar lo bien o mal que se ve alguna imagen tras realizar un ajuste determinado. Es por ello que existen equipos que permiten comparar con la imagen original con la procesada tanto de una forma objetiva (señal diferencia) como de una forma subjetiva parametrizando la forma en la que un espectador ve la imagen: tamaño y tipo de pantalla, iluminación, distancia,…

De esa forma el equipo, después de realizar la medida, proporciona un valor numérico en función de todos los parámetros definidos. Representa en una escala del 0 al 5 el grado de similitud frente a la señal original que el espectador es capaz de percibir en la procesada. En definitiva, es la forma de afinar en el ajuste de un equipo o de elegir codec para un uso particular.

El nuevo paradigma

En el nuevo mundo, con la mayoría de la media digitalizada en archivos, ahora el transporte se hace a través de redes IP y el procesado y/o almacenamiento algunas veces en la “nube”.

Los sistemas OTT han sido entornos que han ido creciendo poco a poco, y que en muchos casos nadie pensó en que también en estos entornos era importante pasar un control de calidad a la media.

Afortunadamente fabricantes como Tektronix se dieron cuenta de la necesidad e invirtieron en toda una gama de productos pensando en los nuevos flujos de trabajo.

Análisis de contenido basado en ficheros

Si algo ha tenido de bueno la migración a flujos de trabajo basados en archivos, ha sido la automatización de procesos. Los nuevos controles de calidad pueden ser integrados en los MAMs existentes en las organizaciones o trabajar sobre carpetas calientes. Verifican cualquier parámetro de los que se puede medir con la instrumentación tradicional pero sobre archivos. Eso sí, cuentan con la ventaja de poder automatizar el control de calidad mediante plantillas con umbrales ajustables y totalmente customizables al cliente.

Son herramientas muy potentes que también permiten detectar congelados en la imagen, barras, subtítulos,… Incluso son capaces de verificar si la calidad de vídeo es la adecuada o hacer correcciones sobre la sonoridad.

Con estos sistemas tanto cliente como proveedor pueden definir sus parámetros de calidad y verificar su cumplimiento. En esta línea, la Digital Production Partnership (DPP) de Reino Unido asocia a los radiodifusores públicos para normalizar los objetivos de calidad para el intercambio de contenidos.

A modo de ejemplo Tektronix Cerify dispone de plantillas específicas para: DPP, Epilepsia Foto-sensitiva, MXF AS-11, Netflix,…

Este tipo de control de calidad se usa cada vez más en plataformas OTT y VoD. Para aquellos que directamente trabajan en nube, también puede ser implementado en cloud.

Asegurando la calidad de vídeo y del servicio

La mejor forma de asegurarnos la calidad de la experiencia de nuestros usuarios es mediante un sistema de sondas situadas en puntos estratégicos de la cadena de distribución multi-formato.

Existen sondas muy completas para medir la señal a la salida de nuestros codificadores primarios y otras que únicamente miran la capa de transporte. Pueden ser usadas tanto para DVB sobre IP o ASI, como para streaming en ABR. De esa forma se puede tener un panel de control centralizado con información en tiempo real de una red de difusión DVB y OTT. Ante cualquier problema siempre se puede acudir al histórico e investigar lo sucedido.

Dashboard de un equipo de medida de calidad de streaming ABR (Foto cortesía de Tektronix)

blank

Vicente Pla

Responsable de Formación y Tecnología en Abacanto Soluciones

vicente.pla@abacantosoluciones.com

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 12 Ene, 2015
• Sección: Emisión, IP, Tribunas