es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2017/02/05/juan-antonio-bayona-vuelve-a-arrasar-en-los-goya/

Un monstruo viene a verme, gran triunfadora de la noche al lograr nueve de los once premios a los que optaba. La película de Bayona hace pleno en todas las categorías técnicas.

blank

Juan Antonio Bayona se convirtió en el gran triunfador de la 31 edición de los premios Goya al conseguir su producción fantástica Un monstruo viene a verme nueve galardones, incluido el de mejor director así como distintos premios técnicos. Raúl Arévalo, debutante en la dirección, recogió cuatro Goya, entre ellos el de mejor película del año por Tarde para la ira. La actriz Emma Suárez hizo doblete como galardonada al obtener el premio como mejor actriz de reparto por La próxima piel y actriz y como protagonista en Julieta, la cinta de Pedro Almodóvar, que fue el único premio que cosechó.

Como no hay dos sin tres, Dani Rovira aceptó el reto de presentar la trigésimo primera edición de los premios Goya por tercer año consecutivo en una gala dirigida por Juan Luis Iborra, y que contó por primera vez con música en directo de la Film Symphony Orchestra. En el año en que el cine español alcanzó el 19% de cuota de pantalla, la gala mantuvo el aire humorístico característico de las anteriores conducidas por Rovira aunque con algo más de contención y sobriedad. Ken Loach acudió como invitado internacional y Pedro Almodóvar como nominado, aunque acabó firmando los zapatos rojos de tacón de Rovira en uno de los gags del actor en el que reivindicaba el protagonismo de la mujer en el cine. Una vez más el director manchego tuvo que aguantar con estoicismo una nueva noche de escaso reconocimiento de la academia.

blank

Primer discurso de Blake en los Goya

Por primera vez, el discurso oficial fue leído a dos voces por su presidenta, Yvonne Blake y el vicepresidente de la misma, Mariano Barroso. Tras el agradecimiento a “los 18 millones de personas que fueron a ver películas españolas en el último año”, recordó que “en cinco de los seis últimos años, una película española ha sido la más vista en nuestro país”. También hubo reconocimiento a esas otras películas menos taquilleras pero que profundizan en el conocimiento y la cultura. Mariano Barroso recordó que “las salas de nuestro país han facturado 605 millones de euros, y el Estado ha recaudado 105 millones en IVA. El presupuesto del Estado para el cine es de 75 millones, lo que quiere decir que ha recaudado 28 millones más que lo que ha invertido. El cine es un sector que genera riqueza para el Estado a pesar del alto grado de paro que tiene”. Mariano Barroso reclamó un pacto de estado para el cine porque “nació para unirnos, como nos unen nuestros sueños y nuestras angustias” La presidenta tomó de nuevo la palabra para asegurar que “el cine español es hoy una referencia internacional. Celebramos la nominación del cortometraje Timecode a los Oscar y reconocemos a Marcos Fajardos que recibirá un Oscar por su trabajo de efectos especiales”. También destacó el apoyo de TVE al cine español con la proyección de 629 películas en el último año.

Interpretaciones de Goya

Pedro Almodóvar entregó el Goya a la Mejor Actriz Protagonista a Emma Suárez por Julieta, película dirigida por el manchego, que solo obtuvo este galardón en la gala. Para la actriz fue su tercer Goya ya que en la misma noche obtuvo el de Mejor Actriz de Reparto por La Próxima Piel.

El actor de teatro Roberto Álamo se alzó con la estatuilla al Mejor Actor Protagonista por Que Dios nos perdone, de Mistery Producciones, Atresmedia Cine, Hernández y Fernández Producciones Cinematográficas y Tornasol Films. Por su parte, Manolo Soto consiguió el Goya al Mejor Actor de Reparto por su intervención en Tarde para la ira, del debutante Raúl Arévalo, quien a su vez obtuvo el Goya a la Mejor Dirección Novel. En su primera intervención de la noche quiso compartir el premio con las cinco mujeres esenciales para su vida, entre ellas su madre, su hermana y su pareja.

El Goya al Mejor Actor Revelación fue a parar a las manos de Carlos Santos por El hombre de las mil caras, que tuvo que someterse a una gran transformación física y de maquillaje para meterse en la piel de Luis Roldán. Dedicó el premio a su hermana Laura, enferma de cáncer.

La joven Ana Castillo se llevó el premio a la Mejor Actriz Revelación por la película El Olivo, de Itziar Bollaín. Con vestido blanco de cola hizo uno de los agradecimientos más largos de la noche, en el que dedicó el premio a la también actriz Belén Cuesta.

blank

Galardones técnicos

El Goya a la Mejor Dirección de Producción fue para Un monstruo viene a verme y, concretamente, para Sandra Hermida Múñoz a la que llevó cerca de dos años organizar el plan de producción. El rodaje duró 16 semanas y todas las secuencias interiores se grabaron en España.

Óscar Faura consiguió el Goya a la Mejor Dirección de Fotografía por Un monstruo viene a verme. Se lo dedicó a su hija Ariadna. Faura ya había trabajado con el director de la película, J.A. Bayona, en ocasiones anteriores.

Alejo Saura y Alexandra Jiménez entregaron el premio a la Mejor Dirección Artística a Eugenio Caballero también de Un Monstruo viene a verme. Sin embargo no pudo recoger el galardón al encontrarse rodando en México. De nuevo sonó el título de la obra de Bayona en la entrega del Goya al Mejor Maquillaje y Peluquería a Marese Langan y David Martí.

La canaria Paola Torres se alzó con el Goya al Mejor Diseño de Vestuario por 1898. Los últimos de filipinas. En esta producción tuvo que supervisar el vestuario de cientos de extras.

El Goya a la Mejor Canción Original fue a parar a Sylvia Pérez Cruz por su tema Ay ay ay, de la película Cerca de tu casa. Al recoger el premio cantó un trozo de la canción y la dedicó a los desahuciados y la gente sin hogar.en uno de los momentos más reivindicativos de la Gala.

Fernando Velázquez resultó galardonado con el Goya a la Mejor Música Original por Un monstruo bien a verme, quien habló del encargo del director de “componer una música discreta”, que no distrajera de la historia. La música de las películas nominadas fue interpretada en directo por la orquesta.

En cuanto a los Efectos Especiales, el Goya se lo llevaron Pau Costa y Félix Bergésy, que tuvieron este cometido en la película de Bayona, una producción llena de efectos para dar alma al monstruo que la protagoniza. Pau Costa agradeció el premio a su padre, recientemente fallecido y autor de la banda sonora de la película La buena estrella, que consiguió el Goya en este mismo apartado hace veinte años. Félix Bergés compartió el premio con toda la gente que se dedica a los efectos especiales.
De nuevo se escuchó el nombre de la producción Un monstruo viene a verme cuando Peter Glossop, Oriol Tarragó y Marc Orts recogieron el Goya al Mejor sonido. El mismo nombre de película se repitió con el Goya al Mejor Montaje, que recogieron Bernat Vilaplana y Jaume Martí Ambos agradecieron el premio al equipo y a sus familias.

Películas, cortos y guiones

El Goya a la Mejor Película de Animación fue para Psiconautas. Los niños olvidados de la productora Zircozine, Basque Films, Abrakam Estudio y La Competencia Producciones. El Goya al Mejor Cortometraje de Animación recayó en Decorado y subieron al escenario a recogerlo el director Alberto Vázquez, Iván Miñambres y Chelo Loureiro. Javier Fesser entregó el Goya al Mejor Cortometraje de Ficción a Juanjo Giménez por Timecode, que competirá en los Oscar en el mes de marzo.

El Goya al Mejor Cortometraje Documental recayó en Cabezas habladoras de Juan Vicente Córdoba, autor de esta historia de “personas que responden a dos preguntas tan sencillas como quiénes son y qué esperan de la vida”. El director agradeció el apoyo de la Comunidad de Madrid a este proyecto Por otra parte, el Goya a la Mejor película documental. Fue para Frágil equilibrio de Sintagma Films. Esta película está dedicada a las personas que pierden la vida en las fronteras y las vallas

La producción francesa Elle del afamado director Paul Verhoven ganó el Goya a la mejor película europea. Enrique Costa, uno de los distribuidores en nuestro país dedicó el galardón a las distribuidoras independientes. El Goya a la Mejor película iberoamericana se entregó a la historia argentina El ciudadano Ilustre, que narra la vuelta de un premio Nobel de literatura a su pueblo natal. En la entrega de este premio se avanzó la próxima constitución de una federación de academias de cine iberoamericano.

El psicólogo David Pulido y el actor y director Raúl Arévalo obtuvieron el Goya al Mejor Guion Original por Tarde para la ira, dirigida por este último. El Goya al Mejor Guion Adaptado fue para Alberto Rodríguez y Rafael Cobos por El hombre de las mil caras. Los guionistas tardaron cinco años en adaptar el libro de Manuel Cerdà del mismo título, que cuenta la historia del espía Paesa.

Siro Jiménez de Alcázar

Acceso al ESPECIAL GOYAS 2017 en Panorama

 

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 5 Feb, 2017
• Sección: Cine, PA Especiales Megadestacado