es:lang="es-ES"
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2017/02/05/sandra-hermida-el-nivel-de-los-tecnicos-del-cine-espanol-ha-hecho-de-nuestro-pais-un-plato-internacional/

Hermida recibe por la dirección de producción de ‘Un monstruo viene a verme’ su cuarto Goya, ya que anteriormente logró la preciada estauilla por ‘El orfanato’, ‘Lo imposible’ y ‘Garbo: El espía’.

blank

El Goya a la Mejor Dirección de Producción fue para Un monstruo viene a verme y, concretamente, para Sandra Hermida a la que llevó cerca de dos años organizar el plan de producción para un rodaje que duró 16 semanas y en el que todas las secuencias interiores se grabaron en España.

Para Sandra Hermida se trata de su cuarto Goya tras El orfanato, Lo imposible y Garbo: El espía. En esta ocasión tuvo que afrontar un ambicioso proyecto de cine con corazón español pero al más puro estilo americano. Ella define la película como “una obra que intenta recuperar el cine que ya no se hace, un cine de fantasía y de emoción utilizando todos los medios a nuestro alcance. El resultado son unas interpretaciones increíbles y unos efectos visuales y especiales extraordinarios, abordando una temática complicada, dramática”.

Hermida cree que un director de producción debe entender de “psicología humana. Debes ponerte en la piel de la otra persona y da igual que sea el señor al que le alquilas el piso para rodar o el jefe de eléctricos. A partir de ahí tienes que hacerle partícipe del proyecto”.

El reto de hacer un diseño de producción con un monstruo que no ves pero que tiene catorce metros se consigue según Hermida “improvisando y equivocándote mucho. La verdad es que fue difícil y hubo que realizar muchas previsualizaciones, dibujos y en general lo logramos investigando y aprendiendo sobre la marcha”.

El punto de partida de la película fue el libro del mismo nombre de Patrick Ness, una historia que Hermida reconoce que “le tocó tan profundamente que cada vez que me acuerdo de él me conmueve aunque haga ya más de dos años que lo leí por primera vez. La verdad es que todas las películas que hemos hecho son nuestra piel y las llevamos como si fueran nuestros hijos”.

La productora no quiso dejar pasar la ocasión para “agradecer a los técnicos españoles por haber convertido nuestro país en un plató internacional a pesar de jugar con desventaja en la desgravación fiscal con el resto de vecinos europeos. Ridley Scott no solo viene aquí porque las montañas son bonitas sino porque el nivel de nuestros técnicos no es comparable al de otros países con montañas bonitas. Nuestros técnicos no son fáciles de encontrar. Desde el gobierno y la industria deberían estar a la altura de nuestros técnicos porque el cien puede traer mucho dinero y bienestar a España. Aprovechemos nuestros recursos”.

El proyecto que tiene entre manos Sandra Hermida es la postproducción de la película Marrowbone de Sergio G. Sánchez y “otro cerro de cosas que ahora mismo no puedo contar pero todas ellas muy interesantes”.

Acceso al ESPECIAL GOYAS 2017 en Panorama

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 5 Feb, 2017
• Sección: Cine, PA Especiales Destacado