La suspensión por parte de la Comisión Europea a la orden ministerial que desarrolla la Ley del Cine, en la que se estipulan las líneas de ayudas y subvenciones del sector, pone al sector cinematográfico en pie de guerra.

Ángeles González-Sinde, Ministra de CulturaLa decisión de la Comisión Europea, a raíz de la presentación de una protesta del grupo Cineastas contra el Orden, de suspender cautelarmente la orden ministerial del Ministerio de Cultura del gobierno español en la que se fija la línea de ayudas y subvenciones al cine está levantando ampollas. Según la plataforma Cineastas contra la orden, integrada por 205 miembros, considera que la orden da prioridad a las grandes producciones respecto del cine independiente ya que deja fuera del alcance de estas ayudas complementarias a las películas con un presupuesto inferior a los 600.000 euros.

La pasividad de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, mostrándose convencida de que la orden ministerial sobre las subvenciones al cine “es la más adecuada” y confiando en que la decisión de la Comisión Europea de no tramitarla de forma urgente sólo retrasaría su aplicación sin variar su contenido, ha puesto nerviosos a infinidad de productores que ven cómo un parón de tres o cuatro meses en la gestión de las subvenciones podrían echar por tierra de negociación de línea de crédito bancarias para nuevos proyectos.

Peligra la financiación

Una veintena de proyectos de gran calado se verían perjudicados, uno de los dos grandes paquetes de subvenciones que otorga el Ministerio de Cultura, que asciende a unos 10 millones de euros, según datos del 2008. Sin embargo, el grueso del presupuesto del presupuesto del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) se destina, no obstante, a las ayudas automáticas, o amortización de largometrajes, que se conceden con un año ó dos de retraso sobre un porcentaje de la recaudación y con un máximo del 50 por ciento del presupuesto de la película.

La convocatoria de ayudas para proyectos de películas prevista para el 10 de diciembre deberá esperar ahora a que la Comisión Europea clarifique si las ayudas que plantea la nueva orden de la Ley del Cine son compatibles con la legislación europea. España debe responder ahora a la petición de información requerida por Bruselas y la resolución del conflicto dependerá de esta capacidad de respuesta.

González-Sinde pide tranquilidad

La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, solicitó, según Europa-Press “tranquilidad” para “dejar trabajar” en la cuestión referentes a las ayudas al cine español tras la suspensión impuesta por la Comisión Europea a la orden ministerial que desarrolla la Ley del Cine.

En este sentido, señaló que la postura de Bruselas responde al análisis de las alegaciones presentadas por los representantes del sector en España, algo “muy saludable”.

“Nosotros mantendremos la propuesta que hemos hecho, consensuada con el sector”, recalcó y apuntó que dicha propuesta es “la más adecuada y justa” para la industria cinematográfica. No obstante, indicó que si desde Bruselas se considera que hay que hacer alguna precisión en algún punto, se acatará dicha decisión, según recoge Europa Press.

“Cualquier noticia que afecte al cine español tiene muchísimo interés”, declaró y explicó que la decisión de la Comisión Europea de no tramitar de forma urgente la orden ministerial sobre las subvenciones al cine hace que esta cuestión se realice mediante el “proceso habitual”, por lo que “no tiene mucho más recorrido”.

González-Sinde realizó estas declaraciones recogidas por Europa Press en León, donde inauguró la nueva sede del Archivo Histórico Provincial de León, entregó la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes a los familiares del autor leonés Victoriano Crémer y participó en el IV Congreso Internacional de Cultura Leonesa.



Gesellig, teilen!

Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS-feed und nicht verpassen Sie nichts.


Weitere Artikel zu ,
Von • 26 Nov, 2009
• Abschnitt: Kino, Geschäft, PA vorgestellten (getrennte)