Una Exposición Universal es siempre un excelente escaparate para el audiovisual y los sistemas de presentación. Inspirados en el tema general de Expo “Mejor ciudad, mejor vida”, los contenidos del Pabellón de España se han puesto en manos de tres de los más destacados directores de cine español: Bigas Luna, Basilio Martín Patino e Isabel Coixet.

Una espectacular ceremonia nocturna con una visual puesta en escena de danzas, luz, agua y fuegos artificiales sobre el río Huangpu, que atraviesa el recinto, sirvió este fin de semana como apertura oficial de la Expo de Shanghái, considerada ya como la mayor Exposición Universal de la historia. De momento, ya ha marcado récord en cuanto al número de participantes, con 189 países y 50 organizaciones internacionales, y ahora tiene por delante el reto de ser la más visitada, esperando superar los 70 millones de visitantes.

En cuanto al Pabellón de España, respondiendo al tema de esta Expo “Una ciudad mejor, una vida mejor”, cuenta con tres salas (con una superficie de 2.500 metros cuadrados) que muestran el cambio vivido por las ciudades españolas desde los años sesenta a los tiempos actuales bajo el lema “De la ciudad de nuestros padres a la de nuestros hijos.”

El objetivo es transmitir una imagen moderna y contemporánea de España y sus ciudades a través de contenidos comprensibles y atractivos para un público chino que, en su gran mayoría, apenas conoce la realidad española.

Tras un concurso público convocado por la SEEI, la ejecución de los contenidos fue adjudicada a la UTE EMPTY-NOE. Su formalización no se limita al empleo de medios audiovisuales, sino que se combinan con espectaculares instalaciones, efectos especiales y actuaciones en vivo que sorprenderán a los visitantes.

EMPTY confió a Sono, empresa especializada en proyectos de ingeniería y consultoría audiovisual, el diseño técnico del proyecto y ejecución de los medios audiovisuales del Pabellón.

Un proyecto ambicioso

En 2008 el equipo de ingenieros de Sono junto con EMPTY y los creativos (Bigas Luna, Martin Patino y Isabel Coixet) empezaron a definir cada uno de los espacios. Los ingenieros de Sono empezaron a aportar posibles soluciones a las necesidades de los creativos. Al tiempo que se avanzaba en el diseño se montaron prototipos y se realizaron cantidad de pruebas para las que Barco colaboró prestando material y desplazando sus ingenieros de producto a España. Este proceso finalizó con la realización de un detallado proyecto ejecutivo y un excautivo plan de trabajo.

La primera sala que se visita en este Pabellón de España se ha denominado Origen, y fue encargada a Bigas Luna, con un viaje en el tiempo que pretende contar lo que nos identifica frente a otros países: la fuerza, el ADN de lo español en el mundo. Esta sala consta de 19 proyectores CLM R10 proyectando sobre dos pantallas con formas curvas, cada una de las pantallas mide unos 50 metros de largo por 5 metros de alto y se proyecta una señal de vídeo de muy alta resolución. La señal es generada por el sistema Wach out y enviada a los proyectores por fibra óptica.

Las proyecciones forman parte de un espectáculo audiovisual, este dispone de 24 canales de sonido independientes, elementos mecánicos para mover objetos, iluminación espectacular y un sistema exclusivo de Sono para conseguir que el suelo vibre de manera sincrónica al contenido de la proyección.

Por su parte, Basilio Martín Patino se ha encargado de proyectar la sala Ciudades. Presentar los cambios experimentados por las ciudades españolas en el último medio siglo en apenas siete minutos no es fácil y quien podría hacerlo mejor que el vetereno cineasta. Combinando material de archivo y rodaje, Martín Patino traza un retrato irónico y tierno a la vez de la España de hoy, intencionadamente fragmentario y que de nuevo, pretende emocionar más que explicar.

Un sala helicoidal provista de un sistema multipantalla condensará en siete minutos de metraje la película de toda una vida urbana. Consta de cinco pantallas rectangulares de tamaños distintos situadas de manera irregular en el espacio. La proyecciones se realizan con 25 proyectores Barco CLM HD8.

Para la generación de la señal de vídeo se ha utilizado la tecnología watch out y el control de todos los elementos se realiza mediante el software de control Medialon.

Al igual que el show anterior de trata de un espectáculo que combina magistralmente sonido, vídeo e iluminación.

El Pabellón de España en Expo Shanghái 2010 se cierra con un sueño. El futuro, visto por la cineasta Isabel Coixet, es un lugar para la esperanza y para las promesas de un mundo mejor. La sala denominada Hijos, tiene por ello a un protagonista absoluto: Miguelín, un bebé que sueña con su entorno, las ciudades en las que vivirán, en las que ya están viviendo nuestros hijos.

Una cortina proyectará imágenes de niños pequeños que saludan a los visitantes, “Hola”, “Nihao”, en español y en chino creando una atmósfera de mágica ensoñación buscada por la realizadora. Miguelín preside la sala desde su abrumadora y descomunal hiperrealidad. Esta sala consta de tres proyecciones sobre pantallas curvas de hilos. Para la proyección se han utilizado 3 proyectores Barco CLM R10. El resto de la sala está equipada con un gran animatrónic (Miguelín) de 7 metros de alto y diversas pantallas de plasma.



Gesellig, teilen!

Hat Ihnen dieser Artikel gefallen?

Abonnieren Sie unseren RSS-feed und nicht verpassen Sie nichts.


Weitere Artikel zu ,
Von • 3 May, 2010
• Abschnitt: Bildschirme, Projektion, Corporate TV