es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2017/02/05/pleno-de-un-monstruo-viene-a-verme-en-las-categorias-tecnicas/

Mejor dirección de producción, fotografía, montaje, sonido, arte… la película de J.A. Bayona hizo pleno en las categorías técnicas de los Goya.

blank

El Goya a la Mejor Dirección de Producción fue para Un monstruo viene a verme y, concretamente, para Sandra Hermida Múñoz a la que llevó cerca de dos años organizar el plan de producción. El rodaje duró 16 semanas y todas las secuencias interiores se grabaron en España.

Óscar Faura consiguió el Goya a la Mejor Dirección de Fotografía por Un monstruo viene a verme. Se lo dedicó a su hija Ariadna. Faura ya había trabajado con el director de la película, J.A. Bayona, en ocasiones anteriores.

Alejo Saura y Alexandra Jiménez entregaron el premio a la Mejor Dirección Artística a Eugenio Caballero también por el film producido por Telecinco Cinema. Sin embargo no pudo recoger el galardón al encontrarse rodando en México. De nuevo sonó el título de la obra de Bayona en la entrega del Goya al Mejor Maquillaje y Peluquería a Marese Langan y David Martí.

La canaria Paola Torres se alzó con el Goya al Mejor Diseño de Vestuario por 1898. Los últimos de filipinas. En esta producción tuvo que supervisar el vestuario de cientos de extras.

El Goya a la Mejor Canción Original fue a parar a Sylvia Pérez Cruz por su tema Ay ay ay, de la película Cerca de tu casa. Al recoger el premio cantó un trozo de la canción y la dedicó a los desahuciados y la gente sin hogar en uno de los momentos más reivindicativos de la Gala.

Fernando Velázquez resultó galardonado con el Goya a la Mejor Música Original por Un monstruo bien a verme, quien habló del encargo del director de “componer una música discreta”, que no distrajera de la historia. La música de las películas nominadas fue interpretada en directo por la orquesta.

En cuanto a los Efectos Especiales, el Goya se lo llevaron Pau Costa y Félix Bergésy, que tuvieron este cometido en la película de Bayona, una producción llena de efectos para dar alma al monstruo que la protagoniza. Pau Costa agradeció el premio a su padre, recientemente fallecido y autor de la banda sonora de la película La buena estrella, que consiguió el Goya en este mismo apartado hace veinte años. Félix Bergés compartió el premio con toda la gente que se dedica a los efectos especiales.

De nuevo se escuchó el nombre de la producción Un monstruo viene a verme cuando Peter Glossop, Oriol Tarragó y Marc Orts recogieron el Goya al Mejor sonido. El mismo nombre de película se repitió con el Goya al Mejor Montaje, que recogieron Bernat Vilaplana y Jaume Martí Ambos agradecieron el premio al equipo y a sus familias.

Siro Jiménez de Alcázar

Acceso al ESPECIAL GOYAS 2017 en Panorama

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 5 Feb, 2017
• Sección: Cine, PA Especiales Destacado