es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2020/04/06/la-epoca-futura/

José María Casaos, profesional de reconocida trayectoria en la industria de media y actual CTO en Telemadrid, reflexiona en esta Tribuna con su personal firma sobre si estos días, en los que estamos viviendo una situación insólita y excepcional, desencadenarán la Época Futura…

blank

Durante estos últimos años hemos estado oyendo en numerosas ocasiones, que la tecnología estaba produciendo cambios tan estructurales en nuestras vidas, que realmente lo que estábamos viviendo era un cambio de época.

Aunque no existe un acuerdo general sobre las distintas épocas de la historia y mucho menos si tenemos en cuenta todas las civilizaciones y culturas que vivimos en nuestro planeta, sí que es verdad que los historiadores y resto de investigadores sociales encargados de periodizar nuestra historia, han llegado a acordar, al menos, las distintas épocas de nuestra civilización occidental, como son las consabidas: prehistoria, edad antigua, edad media, edad moderna y edad contemporánea. La Época Contemporánea, esta última, la que nos ha tocado vivir.

Además me pregunto, si lo contemporáneo abarca el presente, lo actual, lo que ocurre en el mismo momento que estamos viviendo ahora, ¿cuándo acabará esta época de la historia? y ¿cuál será la época que viene después? Después del presente, sin duda alguna, lo que viene es el futuro. Pero cómo vamos a llamar a la época que vamos a vivir, el futuro, si éste es el que está por llegar. Paradójico. Yo creo que quienes a esta época llamaron contemporánea, lo que anhelaban es que ya no hubiese otra más. Quizás, desear lo eterno.

Estamos leyendo también últimamente que la situación actual es de alguna manera un disparador o acelerador de un cambio que ya estaba ocurriendo. No cabe ninguna duda que el desarrollo de la sociedad digital en su conjunto, está haciendo que podamos vivir esta dramática situación de mejor manera, con más información a nuestro alcance y dotando a las personas, organismos y empresas de un poder que sin la tecnología, se me antoja imaginar un contexto de realidad mucho más letal y mucho más lento de solucionar, como ocurrió en otras ocasiones de la historia en similares situaciones.

El teletrabajo, los medios de comunicación, Internet, la inteligencia artificial y el desarrollo de los sistemas de información y las comunicaciones en su conjunto, son sin duda una palanca que facilita y en algunos casos resuelve muchos de los problemas que esta situación está provocando, sobre todo la necesidad de comunicarnos. Estar aislados pero juntos.

A pesar de todo lo mencionado, lo único que no me genera ninguna duda, es que sin la labor real, no virtual, de las personas que están sosteniendo nuestra salud, nuestra seguridad, nuestro abastecimiento y demás cosas imprescindibles para nuestra existencia, sin esa entrega, dedicación y generosidad de miles de héroes, de personas anónimas y humildes, ninguno de los graves problemas que están pasando se podrían solucionar. Y aún más, si me permiten, nada de esto tendría sentido. Deberíamos por tanto reflexionar sobre lo que verdaderamente está sucediendo y aprender de ello; pensar en lo esencial y necesario que como constructores de nuestra historia, determinamos como realmente imprescindible cuidar.

Claro que estábamos y estamos viviendo una época de cambios continuos, donde debemos repensarnos todo. La política, la economía, la globalización, las ideologías, la religión, la moral, la ética, la verdad, la justicia, la educación, los mitos, la ciencia, la investigación, la información y un largo etcétera, muchas de ellas, cuestiones sobre las que, desde la más lejana antigüedad, grandes pensadores y científicos han reflexionado y escrito. Tras siglos de historia hemos heredado sus estructuras económico-sociales e ideológicas, aunque seguramente muchos de estos aspectos no nos son válidos con los esquemas actuales, porque nuestra sociedad, mejor dicho, las personas que vivimos en este mundo, no podemos seguir igual, creyéndonos que esto no tiene fin y que el planeta y nuestra sociedad del bienestar es algo infinito . Porque al final, todo es más sencillo, nacemos, vivimos y morimos. Y mientras lo hacemos, nos dicen que tenemos libertad de decir y consumir lo que queremos, pero no nos enseñan a pensar en lo que debemos hacer, que no es más que entendernos a nosotros mismos y a lo que nos rodea. Y entender, de verdad, que es lo que nos separa y lo que verdaderamente nos une como seres humanos.

En fin, solamente quería deciros que no suelo escribir mis pensamientos y hoy me he puesto a ello sin buscar ninguna conclusión o sin pretender tener razón en algo. Empecé preguntándome cuándo empezaría la Edad Futura, que me llevo a considerar la importancia de la tecnología en todo este proceso de cambio, para continuar evidenciando el valor del ser humano y su libertad de pensamiento. Llegando a la conclusión de quiénes son nuestros verdaderos héroes (aunque a lo mejor algunos en esta época van a tener la suerte de no necesitarlos). Y lo que pienso es, que esas personas heroicas ni son políticas, ni suelen salir hablando en público, seguramente no tengan habilidades artísticas ni deportivas, pero tienen un corazón y un coraje, que ni el más valiente de los héroes de la antigua Grecia les desmerece.

Ojalá que la época futura sea de ellos y no de los miserables. Que el futuro sea de los que dudan y no de los que se creen que tienen la razón. Que sea de los que dan y no de los que se aprovechan.

Siendo optimista creo que en esta ocasión, vamos a salir pronto de ello y ni van a caer imperios, aunque podría ocurrir y que tampoco se va a hundir la economía, aunque lo vamos a pasar muy mal por un tiempo, todavía sin conocer. Pero como también soy un realista interesado por entender todo lo que me rodea, se que esta situación va a dejar mucho dolor por los seres queridos y mucho dolor de trabajos y sueños perdidos; por tanto reflexionemos ahora de lo verdaderamente importante y actuemos en el presente y futuro, en consecuencia. Aprendamos de ésta, por favor. Estamos viviendo un cambio de era. Como lo vivieron todas las personas que nos han antecedido y que gracias a ellos, estamos aquí. Siempre, nuestros ancestros y nosotros, hemos estado viviendo lo contemporáneo. Y en el inicio de la Época Futura…

José María CasaosJosé María Casaos

CTO en RTVM

 

 

 

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.


Por • 6 Abr, 2020
• Sección: Negocios, Tribunas