es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2021/11/11/dentro-insiders-espectacular-despliegue-tecnico-primer-gran-reality-netflix-espana/

Izen - Insiders - Netflix

blank

La última gran vuelta de tuerca a los realities pasa por volver a su origen. Insiders, la gran apuesta de iZen para Netflix, ha dado forma a una experiencia visual de primer nivel con un destacado despliegue técnico. El equipo del formato traslada cómo se hizo la que posiblemente sea “la cámara oculta más larga de la historia de la televisión”.

Definida desde su origen como un “experimento televisivo”, Insiders forma parte del desembarco de producciones de no-ficción de Netflix en España. No obstante, lejos de acercarse a modelos de gran aceptación internacional, como Jugando con Fuego o la más convencional e inminente Amor con fianza, iZen (El Cid, Un país para reírlo) decidió apostar por un formato en el que los concursantes no sabían, durante gran parte del programa, que estaban siendo grabados. De esta forma, se desvela el doble perfil de los concursantes y se ponen al límite sus estrategias y enfoques. Esta aproximación se refuerza con un formato episódico (dejando de lado el valor del directo por la propia naturaleza de la plataforma VOD) y una calidad cinematográfica que da un empaque nunca antes visto a una producción similar en España.

José Velasco, Sara Fernández-Velasco y Arantza Sánchez, productoras ejecutivas; Mamen Fernández, directora; Javier Ruiz, responsable de realización y dirección de fotografía; Engel Serón, jefa de producción, y José Manuel Espada, encargado de la dirección técnica de Insiders, desvelan en esta entrevista cada una de las claves de este formato tan sorprendente como desafiante.

Izen - Insiders - Netflix

Creando un formato inédito

¿Cómo definirían como formato Insiders?

Insiders es una vuelta al origen. Es una vuelta de tuerca a los realities de convivencia, pero contado con una narrativa diferente, al estilo de las series de ficción. Insiders parte de la siguiente premisa: ¿qué pasaría en un reality si los concursantes tienen la certeza de que están en un espacio sin cámaras y micrófonos? ¿Cambia su comportamiento cuando saben que no les están grabando? Esta es la esencia de Insiders, la de sacar el verdadero yo de los concursantes, ese que sale cuando crees que nadie te ve. El reality utiliza la cámara oculta como mecanismo para desvelar cómo son realmente los concursantes. Jugamos con la emoción de unos concursantes tan reales que se muestran tal y como son; podríamos ser cualquiera de nosotros si no sabemos que estamos siendo grabados.

Insiders es un programa distinto a cualquier otro porque, sin ser conscientes, se van a ver obligados a mostrarse cómo son realmente, sin posibilidad alguna de proyectar una imagen manipulada de sí mismos, lo que garantiza esa vuelta al origen del género: a la inocencia y a la autenticidad de los concursantes.

blank¿Cuáles han sido las principales referencias a la hora de diseñar Insiders?

El formato parte de la idea original de la telerrealidad, que es la verdad en pantalla y se presenta como una experiencia televisiva original para la nueva forma de ver televisión. Es recuperar el espíritu y la inocencia de los primeros concursantes de reality en España, es volver al origen. El objetivo está en desaprender los grandes pilares del género, porque no nos olvidemos que hay una generación completa a la que podríamos llamar “nativos de reality”. Han nacido y crecido con ellos en la televisión. El hecho de vivir rodeados de redes sociales también ha propiciado que estén acostumbrados a fingir su personalidad, aunque probablemente lo hagan de forma inconsciente.

¿Y sus referencias técnicas?

Partíamos de la experiencia previa del equipo en formatos de reality, pero Insiders tenía varios retos: una grabación en 4K, un look cinematográfico y el hecho de que los concursantes no llevasen micro durante 12 días. Por lo tanto, había que pensar en un diseño nuevo, ya que el workflow conocido hasta ahora no valía íntegramente. El audio fue, sin duda, uno de los principales retos. A diferencia de los demás realities, en Insiders los micros no estaban visibles, no se podían ver. Se propuso un sistema para grabar 250 canales de audio dentro de la casa de manera que los concursantes no percibieran que estaban siendo grabados.

La dinámica de grabación debía fusionar, por un lado, el sistema tradicional de los realities de convivencia que cubren 24/7. Es decir, grabar cuatro señales de programa a partir de todas las señales de cámaras, y que usaron única y exclusivamente para poder seguir y catalogar las tramas de contenido; y sumar el sistema tradicional de ficción, que es grabar en la tarjeta de la cámara en formato 4K UHD/Logarítmico, para posteriormente poder hacer en laboratorio el tratamiento de color adecuado. Todo esto, multiplicado por 23 cámaras. Además, era necesario convertir las cámaras tradicionales tipo PTZ, pinhole e infrarrojas se usan en otros realities en un circuito cerrado de videovigilancia. En total, contábamos con 70 cámaras ocultas.

Izen - Insiders - Netflix

Un set preparado para el engaño

¿De qué manera se diseña el espacio del programa? ¿Va de la mano con el equipo técnico, para estudiar en cada momento la localización de las cámaras y equipos de sonido?

Trabajamos en un plató de 1600 metros cuadrados. El decorado se diseñó al servicio del plan de contenidos y de la coartada, la cual tenía que generar dos espacios muy distintos. Uno de ellos tenía que ser percatado por los concursantes como un lugar de trabajo, donde había cámaras vistas, veían al equipo y les poníamos micros. El segundo, tenía que ser un espacio más íntimo en el que debían tener la sensación de privacidad. Aquí no había cámaras vistas, ya que todas las cámaras cinematográficas estaban detrás de los espejos. Recordemos que ellos creían que estaban aún en un proceso de casting, y que esa casa con espejos era así porque allí se haría el programa final. Como habéis visto, es un espacio a veces incluso claustrofóbico, con techos bajos. Los techos soportaban toda la estructura de micros ocultos. También había micros ocultos en los cabeceros de la cama que simulaban ser tornillos.

La estética de los decorados partió de referencias de películas como Ex machina, donde se combina una paleta de colores grises, blancos, negros y “rojo Netflix”. Todo ello, reforzado con múltiples elementos de iluminación LED que formaban parte de la decoración para reforzar la visualización HDR en los fondos de los cuadros de cámara.

¿Cuántas personas se han implicado en la grabación del programa?

El equipo que llevó a cabo Insiders ha estado formado aproximadamente por 200 personas. Durante la grabación, había que cubrir las 24 horas del día, los 7 días de la semana, durante 21 días.

Izen - Insiders - Netflix

Más de 100 cámaras al servicio de la producción

¿Cómo abordaron el apartado de la captación? ¿Optaron por un control manual o por el uso de cámaras robotizadas?

Además de las 23 cámaras cinematográficas, el set contaba con cámaras robotizadas, las que se emplean habitualmente en los realities. En Insiders se les dio otro uso: convertirse en cámaras de videovigilancia. Por una parte, nos servía para mantener la coartada (aquí no se graba, son solo cámaras de seguridad). Por otro, nos permitía crear una narrativa nueva desde el lenguaje de las cámaras de videovigilancia mezclada con la señal de las cámaras cinematográficas. Concretamente, se utilizaron un total de 23 cámaras cinematográficas Sony Venice y FS7 con sus respectivos operadores; 47 CCTV (cámaras de videovigilancia) robotizadas; 27 PTZ; 10 pinhole y 10 infrarrojas.

A diferencia de otras referencias, en Insiders la calidad visual es muy alta, hasta el punto de que esa fidelidad a la observación externa que se consigue con ángulos concretos o calidades visuales menores se pierde. ¿Cómo se puede guiar al espectador para que sepa en cada momento el ambiente en el que se encuentran los espectadores?

blankPor un lado, tenemos las cámaras de sensor de cinematográfico, que están situadas a la altura de los ojos de los concursantes y en formato 2:35. En segundo lugar, con el resto de las cámaras tipo PTZ, pinhole e infrarrojas simulamos un circuito de video vigilancia, ubicándolas a la altura de los techos de las estancias, texturizándolas y numerándolas como tales. En este caso, en formato 2:1. Estos saltos de aspect ratio ayudan al espectador a ubicarse mucho mejor en el contexto narrativo en el que se encuentran.

El tratamiento de la fotografía de la imagen es fundamental para Insiders, diferenciándose de otras propuestas similares. ¿Cómo se plantea la fotografía de Insiders para albergar un relato lineal ubicado en el marco de un reality?

Partiendo de la base que un porcentaje muy alto del contenido del reality se iba a rodar en las instalaciones detrás de unos espejos, el reto principal fue trabajar la luz a partir de los defectos que producen a la imagen este tipo de cristales. Por un lado, estos espejos nos estaban quitando alrededor de 3 stops de diafragma, y nos teñían la imagen con una dominante azul similar a un filtro CTB ½. Por ello, tuvimos que trabajar los niveles de luz y la colorimetría (temperatura de color) para compensar esta particularidad.

Como anécdota, la primera sensación que tenía la gente del equipo al entrar a las instalaciones es que parecía que entrabas a la “pescadería” de tu barrio, por los niveles extremos de luz y el color típico de fluorescente de mercado. Es una estética que, en un principio, no favorecía las primeras sensaciones visibles. Sin embargo, esto cambiaba al ver la misma imagen a través de una cámara y monitor.Izen - Insiders - Netflix

El gran desafío del sonido

El sonido es otro eje fundamental de la producción. ¿Qué sistemas se utilizaron para Insiders?

El sonido fue un gran reto dentro de Insiders. La imposibilidad por formato de microfonar a los concursantes nos llevó a crear un sistema utilizando tecnologías de videoconferencia y captación de sonido con inteligencia artificial desarrollados especialmente para voz, con uso de sistemas de microfonía multiple con modificación del área de captación por software en cada uno de los micrófonos. Y, por si esto fuera poco, había que conseguir que todo esto no se viera, ocultándolos en techos, paredes y muebles. Ante este sistema, el primer gran desafío fue integrar los más de 150 canales de grabación que nos daba el sistema de microfonía multiple. El segundo gran desafío fue hacer que cada operador pudiese gestionar los lóbulos de dichos micros para hacer una mezcla de seguimiento que pudiera ser inteligible para el equipo de contenidos que tenia que clasificarlos.

Todo el diseño de microfónica se gestionaba a través de un ordenador de control, con el plano de la casa, para una correcta colocación de los lóbulos, dejando así a los operadores solo la función de auto mezcla, para hacer el seguimiento del programa. Asimismo, había más de 40 micros ambientes escondidos por diferentes estancias de la casa. Este sistema se traduce en más de 200 canales de grabación durante 24 horas.

¿De qué manera se gestionaron todas las señales de cámaras, sonido y comunicaciones? ¿Establecieron un sistema de red en el plató? ¿Cuánto tiempo llevó implementar el sistema y hacer las pruebas necesarias para comprobar que todo funcionaba correctamente?

Utilizamos una matriz de vídeo de 128×128 para seleccionar las imágenes, que se grababan en el sistema de captura 24×7 y que grababa un determinado número de señales en 1080p25 en los tres sistemas de almacenamiento simultáneamente: nearline principal, nearline backup y almacenamiento para edición. El sistema nearline, que tenía una gran capacidad, se utilizaba principalmente para recibir el video 1080p y la ingesta de las tarjetas de las cámaras en 4K. En el almacenamiento de edición, con una capacidad más pequeña, se utilizaba para el vídeo en baja, para que los editores pudieran trabajar con él.

También se utilizó una intercom inalámbrica que daba cobertura a todo el plato y llegaba hasta el control de realización y convivía con el sistema de red wifi para proveer de internet. El tiempo de implantación fueron varios meses, contando dos semanas de ensayos.

Izen - Insiders - Netflix

La odisea de la postproducción

Debido a la imprevisibilidad del formato y el gran número de cámaras implicadas en la producción, los dailies han tenido que ser una cuestión compleja. ¿Cómo se ha manejado la cuestión del almacenamiento y gestión de archivos en set?

En total, se grababan alrededor de 25 TB diarios de vídeo, los cuales se componían de la grabación de sistemas en 1080p y la ingesta de tarjetas de material 4K. Para las copias de ficheros se utilizaban programas de verificación para confirmar que los ficheros se habían copiado correctamente. Se necesitaban que las copias fueran lo más rápidas posibles, por lo que nos ayudábamos de lo conectores más rápidos del mercado y del conexionado de red por fibra. El sistema necesitaba proveer el material para la edición inmediata, ya que el sistema de contenidos, “los famosos cines”, necesitaban alimentarse en horas, desde que se generaba el contenido hasta que los concursantes lo veían como parte del formato.

¿Cómo se ha realizado la labor de postproducción de Insiders?

Para la edición se utilizaron más de diez máquinas de edición, Pro Tools, grafismo y sistemas de almacenamiento independientes. Los servidores de conversión de vídeo y las máquinas de ingesta depositaban el vídeo en el almacenamiento de edición. Las ediciones estaban divididas en equipos, con distintos niveles de depuración del contenido hasta llegar al corte final. Una vez terminada la secuencia de vídeo, se exportaba usando los archivos en alta para entregar el episodio en 4K.

¿Cuál ha sido el mayor reto al que os habéis enfrentado durante la producción de Insiders?

La captación de audio sin micros en los concursantes, y el manejo y organización de una enorme cantidad de video en 4K y audio. El material tenía que estar disponible con cierta celeridad, porque todo lo que ocurrió en los primeros 12 días había que editarlo para poder mostrárselo en el cine.

Más claves técnicas de Insiders

  • La gran cantidad de tiempo empleada en cada copia de los brutos entre sistemas de almacenamiento aún utilizando conexiones rápidas.
  • La dificultad del trabajo de los operadores de cámara. Los concursantes pensaban que el equipo se marchaba a su casa a descansar después de hacer las pruebas y que se quedaban solos en las instalaciones. Por eso, los operadores que trabajaban por la noche tenían que hacerlo en pantuflas (para evitar el ruido de las pisadas) y sin ruidos (para eliminar sospechas).
  • La dificultad de los equipos de guionistas para hacer las entrevistas. Nunca podían hacer preguntas acerca de la convivencia porque, para ellos, eso no nos importaba. Tuvieron que darle muchas vueltas a las preguntas para conseguir los totales necesarios para edición sin levantar sospechas.
  • Insiders podría ser es la cámara oculta más larga de la historia. Días de grabación 24/7 en la que los concursantes nunca supieron que se les estaba grabando desde el primer día.
  • El grafista del programa tampoco era consciente de algunos de los enredos de Insiders. Era la persona encargada de hacer el grafismo de los famosos quesitos (el software) y durante toda la grabación creyó que esos parámetros los modificaba un software especializado que había costado casi todo el presupuesto del programa. Se dio cuenta del engaño cuando, una mañana, la directora le dio los datos in situ. Ese mismo día se dio cuenta que tanto el software como la filtración fueron una fantasía.

Una entrevista de Sergio Julián Gómez

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , ,
Por • 11 Nov, 2021
• Sección: Reportajes, Televisión, Tv Producción