es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2010/06/17/ee-uu-tambien-busca-un-modelo-de-negocio-para-la-tv-digital/

La television digital está convirtiendo al mercado norteamericano en un panorama desafiante para los broadcasters locales. La pregunta que se hace la mayoría de los broadcasters americanos es qué hacer con los canales adicionales. Reacias a la sindicación con las grandes networks muchas de ellas se encuentran en una situación delicada.

blank

Corporaciones como Young Broadcasting o NV Broadcasting, que operaban cada una decena de estaciones, presentaron quiebra, mientras que Sinclair, el operador local más grande del país con 58 estaciones en 35 mercados ha amenazado con la bancarrota. Coincidiendo con el final de la era analógica, hace ahora un año, a cada una de las 1.366 estaciones comerciales de TV en los 210 mercados locales de los EE.UU., se le asignó un espacio para emitir al menos otros tres programas.

Teniendo en cuenta que solo el 17.8% de los hogares americanos recibe television por medio de una antena, la cuestión que plantea ahora es qué modelo de negocio seguir.

La mayoría de los broadcasters americanos se están preguntando qué hacer con los canales adicionales. Lo único que tienen claro es que, tal y como está la economía, es arriesgado invertir en nuevos contenidos y continuidades. Además, las estaciones locales ven a los canales adicionales como un incremento en el inventario de sus tiempos, lo que está haciendo decrecer el CPM (Costo del spot por mil espectadores) en un mercado de por sí ya deprimido.

Los pagos por retransmision, sin embargo, podrían llevar a los broadcasters locales a asumir ciertos riesgos. Los operadores de cable y satélite no desean pagar a las estaciones las señales que ellos transportan en sus plataformas (y, cuando lo hacen, la mayor parte del dinero va a la network asociada). Como instrumento de negociación, el cable utiliza la «excusa» de la limitación del espacio para excluir nuevos canales, aunque sí se muestran dispuestos a emitir canales HD (de ahí la excusa de la limitacion del espacio). En principio estos acuerdos únicamente se están cerrando si la oferta de canales aporta un extra que atraiga nuevos suscriptores, algo que difícilmente aportan los cientos de canales meteorológicos o teletiendas existentes. En este momento ya están operando en networks de televisión digital 36 canales religiosos y otras tantas teletiendas,

Para una estación, un canal adicional bien programado es una oportunidad para ser más competitivo de cara a ofrecer productos y/o más spots a los clientes principales y de aportar una mayor cantidad de audiencia acumulada. Las estaciones, sin embargo, solamente estan buscando acuerdos basados en canjes de 50-50, o sea seis minutos de tiempo de publicidad por hora.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los broadcasters locales son reacias a acercarse a las grandes networs sindicadas, pertenecientes en su mayoría a grandes estudios, dado el temor de que sus costos sean muy elevados. Por otra parte, las emisiones digitales representan una gran oportunidad para los proveedores extranjeros de contenidos que nunca antes fueron capaces de penetrar en el mercado de televisión americano. Desafortunadamente, la mayoría de los distribuidores internacionales no conocen el negocio de la ‘sindicación’ y las pocas empresas independientes de sindicación no están familiarizadas con el negocio de la venta internacional. Además, los representantes americanos aceptarín una venta por canje para un canal digital únicamente si encontraran un retorno real, lo que significa que no hay lugar para experimentar.

Los tipos de programas que el sector internacional puede ofrecer son los que estan digitalizados y pueden mayormente utilizar el doblaje: documentales, animacion infantil, musica, deportes y noticias (como la emisión en inglés de la DW alemana y la France 24). El canal extra también puede utilizarse como un segundo canal de idioma, tal como el español.

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.


Por • 17 Jun, 2010
• Sección: Negocios, Televisión