es:lang="es-ES"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2011/06/30/edurne-pasaban-pone-a-prueba-la-tecnologia-canon-en-su-ascenso-al-everest/

Sin oxígeno, en extremas condiciones de temperatura y humedad y a una altura de 8.000 metros, las cámaras fotográficas profesionales y semiprofesionales con las que contó Arena Comunicación para grabar la serie para TVE superaron la prueba del duro ascenso al Everest.

blank

Canon y la productora Arena Comunicación dieron a conocer este miércoles en Madrid todos los detalles de la última expedición encabezada por Edurne Pasaban al Everest sin oxígeno. Canon colaboró con este apasionante proyecto, recogido en una serie de diez capítulos emitidos por La2 de TVE, proporcionando sus cámaras fotográficas réflex y accesorios, así como varios equipos de vídeo.

La expedición, que ha contado con el apoyo de Endesa y RTVE, se inició a comienzos de abril capitaneada por Pasaban, primera mujer en la historia en conseguir coronar los catorce ochomiles. En este caso, la expedición en la que acompañaban a la alpinista tolosarra Asier Izagirre, Nacho Orviz y Ferrán Latorre, acompañados por sus dos sherpas Pasang y Mingma, no consiguieron alcanzar la cima. Las condiciones físicas de los sherpas, afectados por el mal de altura, y las malas condiciones meteorológica hicieron a la expedición abandonar un ascenso recogido minuto a minuto por el equipo técnico de la productora pamplonica.

Las cámaras fotográficas profesionales y semiprofesionales con las que contó Arena Comunicación para la serie fueron la EOS 1-D Mark IV, EOS 5D Mark II, EOS 7D, equipadas con los más avanzados objetivos – EF 14 mm f/2,8L II USM, EF 16-35 mm f/2,8L II USM, EF 24-70 mm f/2,8L USM, EF 70-300 mm DO IS USM, TS-E 24 MM 3,5 II L, EF 50 mm 1,2L USM, EF 100 mm 2 USM, EF 20 mm 2,8 USM -. Además, también tuvieron a su disposición la videocámara XF100, descrita por el equipo de producción como «una auténtica todoterreno en las condiciones más duras».

Pasaban también contó con una cámara compacta personal, la superzoom con GPS PowerShot SX230 HS, con la que realizó sus propias fotografías del ascenso. Tanto ella como su equipo también pudieron grabar en HD las diferentes situaciones del día a día del ascenso con cinco videocámaras domésticas Legria HF S20.

blank

Condiciones extremas

La falta de oxígeno, la altura y las duras condiciones meteorológicas han supuesto todo un reto para el equipamiento de Canon. Edurne Pasaban para este nuevo proyecto quería una forma diferente de narrar el ascenso con un formato televisivo mucho más próximo a los expedicionarios y sus vivencias.

El tamaño de las Canon unido a su peso ligero (una cuestión clave en una expedición en alta montaña) proporcionaron unos planos no cercanos y no intimidatorio para los protagonistas de esta historia.

Arena Comunicación logró así abordar la historia con un toque de calidad, y a la par cercanía, que hasta ahora no era habitual en alta montaña.

Para el proyecto, Itziar García, al frente de la producción, Míchel García y Ferrán Latorre en la fotografía (a partir del campamento base) y Pablo Iraburu, en la dirección, lograron superar todas las dificultades y vencer los miedos iniciales a la respuesta que tendrían los equipos y sus componentes clave, como las baterías, en estas circunstancias… y como hemos podido comprobar, con total éxito.

El equipo técnico de producción tras recoger las imágenes de cada jornada, pre-editaba el material desde el campo base enviándose comprimido a 720p a h264 con un router satélite a la postproductora para su acabado.

Como destacó en la presentación el equipo técnico, la mayoría de los planos de la serie se grabaron cámara en mano sin apenas utilizar estativos, follow focus, portfiltros o trípodes. Además casi todas las secuencias se grabaron en automático y apenas se etalonaron, ahorrando así un tiempo precioso tanto en postproducción como en la iluminación (los planos en el interior de las tiendas apenas se grababan con la luz de los frontales de cada expedicionario). En el trabajo de pre-montaje hay que destacar el Mac Book Pro utilizado en el campo base permitió trabajar en nativo sobre los ficheros procedentes de la 5D sin intercodificación e ingesta directa a Final Cut. Además, al trabajar sobre estado sólido evitó los problemas que los discos duros suelen dar en condiciones extremas de cambios de temperatura y alta humedad.

Para el audio, emplearon el sonido directo de las propias cámaras, apoyando en ocasiones con un micro Sennheiser sobre la zapata y un grabador externo, todo ello mezclado finalmente en ProTools.

El director de la serie, Pablo Iraburu, destacó que «todo el equipo Canon ha respondido a la perfección a las difíciles condiciones que vivimos. De hecho, la mayoría del material de back-up que llevábamos para suplir cualquier imprevisto, no tuvimos que utilizarlo en un proyecto que ha marcado una forma diferente de narrar este tipo de aventura».

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ga2ZGCuaasw[/youtube]

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 30 Jun, 2011
• Sección: Captación, PA Destacado (Principal) ES, Tv Producción