en:lang="en-US"
1
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2009/11/03/alta-definicion-en-formacion-%c2%bflujo-o-necesidad/

Audiovisual en formación

harmut_kulessa

Hartmut Kulessa
Director de Marketing Europeo de Panasonic PPDE.

A pesar de las reducciones y recortes de costes en el sector educativo a lo largo de los dos últimos años, ahora no es momento de aplazar la modernización de las infraestructuras audiovisuales.

Después de varios años, la alta definición está alcanzando finalmente el punto clave para su adopción masiva. Las famosas ‘guerras HD‘ han quedado atrás, y la adopción de la televisión en alta definición está creciendo. Sólo en Reino Unido, 12 millones de hogares tienen una televisión HD-ready. Se espera que las cifras crezcan en toda Europa en el momento que la alta definición llegue a las emisiones en abierto, como las de Freeview o TNT HD, justo a tiempo para el Mundial 2010. Y al tiempo que la alta definición se convierte en un estándar en la esfera doméstica, es inevitable que las expectativas de los estudiantes se amplíen al ámbito educativo.

La repercusión en el mercado de consumo no es el argumento más persuasivo para los administradores de los centros educativos, ya que el grueso de los recursos audiovisuales para la educación se produce aún en formato analógico. Pero podemos encontrar un razonamiento más práctico en el aumento del uso de ordenadores como herramienta diaria de enseñanza y aprendizaje en clases y salas de conferencias.

El formato de pantalla que encontramos en la mayoría de televisores actualmente se está convirtiendo también en el estándar para portátiles y ordenadores de sobremesa. Panasonic estima que actualmente el 65% de los portátiles y el 50% de los monitores de PC ofrecen una aspecto 16:10. La compatibilidad entre pantallas es una preocupación importante que ahora va más allá de la necesidad de exhibir imágenes en pantallas grandes en cursos sobre medios y cine; una pantalla de alta definición con aspecto 16:10 asegura que las presentaciones y todo tipo de material presentado en pantalla se visualizará de forma adecuada, sin tener que recurrir a ayudas técnicas.

También cabe resaltar la mayor claridad que ofrece la tecnología de alta definición, con la que se superan las dificultades de otros tiempos para leer hojas de cálculo y gráficos borrosos, que pueden contribuir a la fatiga visual y, consecuentemente, a la pérdida de concentración por parte de los estudiantes. Esto cobra importancia considerando el mayor tamaño de las clases y, en particular, el aumento del número de estudiantes en las escuelas secundarias y el correspondiente uso de aulas y auditorios más grandes. La mejora de la calidad de imagen beneficia particularmente a aquellas materias en las que es necesario mostrar diagramas técnicos muy precisos, como las ciencias o la electrónica. En este sentido, el Christie Hospital británico optó por proyectores de Panasonic para la actualización a formatos de alta definición de su centro de formación.

Los plasmas y proyectores HD-ready son una inversión prudente para cualquier institución educativa que quiera estar preparada a largo plazo, en lugar de gastar dinero en soluciones SD más baratas que quedarán obsoletas rápidamente. La tecnología HD-ready ofrece todas las entradas para soportar periféricos de alta definición, como el Blu-ray o las videocámaras HD. Sin embargo, el asunto va más allá del lujo de presentar recursos en alta definición; la consideración más importante es la de proporcionar un entorno educativo de futuro que ofrezca soluciones consistentes y altamente compatibles con cualquier dispositivo, especialmente con los omnipresentes portátiles.

Did you like this article?

Subscribe to our RSS feed and you won't miss a thing.

Other articles about
By • 3 Nov, 2009
• Section: Training, grandstands