El Cluster Audiovisual de Madrid, dentro de su programa Ultimate Media, que convoca regularmente a profesionales del sector para debatir sobre diferentes cuestiones, centró su jornada celebrada este lunes en el video streaming. Alberto Goytre, director de Vnews y Enrique Nogueira, CEO de KNR, analizaron los elementos que intervienen en una retransmisión de eventos sobre IP. El coste puede ir desde los 750 a los 9.000 euros por jornada, según la complejidad de la producción.

El Cluster Audiovisual de Madrid, dentro de su programa Ultimate Media que convoca regularmente a profesionales del sector para debatir sobre la actualidad del sector, centró su jornada celebrada este lunes en el video streaming. Alberto Goytre, director de Vnews y Enrique Nogueira, CEO de KNR, analizaron y dieron a conocer algunos casos de éxito en video streaming que vienen utilizando empresas como Repsol, BBVA o Turespaña, entre otros.

Los ponentes de esta jornada, que Panorama Audiovisual retransmitió en streaming, coincidieron en señalar que el la distribución de vídeo sobre IP es un excelente método de coste controlable para acceder a grandes audiencias interesadas en un contenido. Permite controlar la comunicación, sin introducir intermediarios, personalizando el mensaje y logrando un feedback directo de cómo está respondiendo la audiencia ante nuestro mensaje en vídeo.

Por su parte, Nogueira hizo un repaso a los diferentes elementos que intervienen en una retransmisión emn streaming. Para ello, lógicamente, hay que contar con la producción de una señal (con una o varias cámaras cuya calidad puede ir desde una simple webcam o móvil a una cámara profesional Full HD). Esta señal se codificará a un flujo de bits en el formato deseado (existen múltiples opciones, aunque últimamente se está posicionando es Flash 10 con H264 que ofrece a una baja codificación una alta calidad. Esta codificación, que puede ir desde los 200 Kbps a los 2,2 Mbps., se transporta hasta el punto de publicación.

¿Cómo se hace este transporte? Según destacó Nogueira, existen varias alternativas: 3G HSPA+ (no es una señal muy estable), ADSL por cobre o fibra, o satélite de datos (con la ventaja de que permite emitir desde cualquier sitio con hasta 3 Mbps en subida). Esta última opción aunque es la más robusta y flexible, teniendo en cuenta que puede utilizarse en zonas sin cobertura móvil o ADSL) tiene el inconveniente de su coste que se dispararía según el número de horas de booking.

A partir de este punto, son necesarios servidores de distribución con ancho de banda adecuado a la transmisión y a la previsión de audiencia concurrente. Nogueira comentó que el precio de la distribución está bajando en los últimos años, aunque reconoció que la salida del evento y la llegada al usuario es la fase más clave y compleja en todo el proceso. También señaló que hay que considerar la velocidad media a la que el usuario final se conectará, ya que si se opta por una alta tasa (por encima de 450Kpbs), habrá un número importante de streaming-espectadores que podrían tener problemas.

Alberto Goytre señaló que el video streaming es viable tanto en entornos abiertos como restringidos, destacando en este último caso modelos relacionados con comunicación corporativa interna o de taquilla electrónica en la que el usuario fianl pagará por acceder al streaming de un contenido.

Costes

Con respecto a los costes, según quedó patente en esta jornada, dependerá de la producción de vídeo y de las opciones adicionales que se deseen implementar como dispositivos de codificación (software libre o gratuito o con sistemas dedicados), conexión de salida a servidor de distribución (no varía de 3G o ADSL) o el ancho de banda para distribuir al público. Lo que más pesa ene l coste final de la retransmisión de un evento en streaming es la producción y el ancho de banda para distribución. Este coste ha descendido de forma considerable en los últimos años ya que si bien hace dos años el coste rondaba los 0,70 euros por giga por transferido, hoy no supera los 0,35 euros.

Goytre se aventuró a cifrar el coste total de un streaming en cifras que irían desde los 750 euros (media jornada con cámara semi profesional + portátil + conexión 3g + servidor de distribución de pago) a unos 1.800 euros (una cámara broadcast + codificador profesional + conexión ADSL dedicada + servidor propio de gama alta). Lógicamente, esta cifra podría rozar los 9.000 euros en caso de implementar otros servicios como multicámara, Full HD, iluminación, rotulación en directo, tomas de audio especial… o, incluso, 3D.



捌ける, シェア!

この記事はいかがでしたか?

購読する私たち RSS フィード そして、あなたは何かを見逃すことはありません。


その他の記事 , ,
投稿 • 21 Dec, 2010
• セクション: イベント, ハイブリッド IPTV/テレビ