es:lang="es-ES"
1
https://www.panoramaaudiovisual.com/en/2015/02/08/los-impresionantes-efectos-especiales-en-el-nino-conquistan-el-goya/

Guillermo Orbe y Raúl Romanillos reconocen que éste «ha sido uno de los proyectos más arriesgados y difíciles de cuantos hemos realizado, pero, sin duda fue un proyecto muy agradecido y divertido».

Guillermo Orbe y Raúl Romanillos, Goya a los mejores efectos especiales, por'El Niño' (Foto: Alberto Ortega / Academia Cine)

Guillermo Orbe y Raúl Romanillos lograron imponerse en los Goya a Juan Ventua y Pedro Moreno (La isla mínima), David Heras y Raúl Romanillos (Open Windows); y Antonio Molina y Ferrán Piquer (Torrente 5). Y es que los impresionantes efectos especiales de El Niño lograron convencer a los miembros de la Academia.

Orbe y Romanillos reconocen que cuando Daniel Monzón les llamó para trabajar en este proyecto «lo primero que pensamos es lo bueno que era volver a trabajar otra vez con Daniel, un director que siempre sabe como hacer para que disfrutemos mucho del trabajo, aunque sea un trabajo complicado que él sabe como hacerlo llevadero y fácil. Pero cuando leíamos en el guion secuencia del tipo ‘helicóptero cae al agua’, pues no sabíamos qué pensar…»

El resultado salta a la vista en una película de escenas trepidantes donde algunas secuencias, como el famoso accidente del helicóptero, se han rodado a la par en varias localizaciones como la piscina de un hotel en Gran Canaria o en piscina de la Complutense en Madrid, además de en la propia Algeciras.

Estos artistas de los efectos reconocen que éste «ha sido uno de los proyectos más arriesgados y difíciles de cuantos hemos realizado, pero, sin duda fue un proyecto muy agradecido y divertido».

En cuanto a la integración de efectos físicos y digitales en postproducción, Orbe y Romanillos subrayan a Panorama que «los efectos especiales físicos tienen un gran peso sobre la postproducción en esta película, logrando una gran interacción de los efectos físicos con digitales. En estos casos siempre hay que mirar el story e intentar construirlo, ver lo que hace falta, y establecer cual es la relación que hay entre los efectos. Nosotros nos hemos ocupado de los efectos físicos y en la postproducción se han tenido que ocupar de integrarlo todo con gran éxito».

Para Romanillos, éste es el séptimo Goya para Romanillos (Mortadelo y Filemón I y II, El orfanato, Nadie conoce a nadie, La comunidad, El Milagro de P.Tinto) quien ha posicionado a su empresa EFE X como todo un referente en este terreno. Por su parte, Guillermo Orbe (Lo imposible, Celda 211, Ágora, Los abrazos rotos), como supervisor de efectos visuales en El Ranchito ha conseguido elevar la técnica a un nivel desconocido hasta la fecha.

Acceso al ESPECIAL GOYAS 2015.

Guillermo Orbe y Raúl Romanillos, Goya a los mejores efectos especiales, por'El Niño'

¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , ,
Por • 8 Feb, 2015
• Sección: Cine, Postpro